40 ANIVERSARIO

40 ANIVERSARIO DEL PULIJÓN

Alejandro Fermoselle Berdión, Alcalde de Fermoselle, atendió la petición del Pulijón aportando su reflexión personal sobre la labor de nuestra asociación tanto dentro como fuera de la localidad. En pocas palabras compendia lo que pudiéramos considerar como el ideario que nos mueve e impele a trabajar por y para Fermoselle. Muchas gracias, alcalde.

PARA EL PULIJÓN
            Desde hace 40 años las fiestas de Fermoselle son totalmente inconcebibles sin dos elementos. Uno es un color. El otro es un nombre. El color es el azul celeste. El nombre es El Pulijón.
            Unidos ese celeste de vuestro chaleco y bordado en el corazón el escudo de vuestra peña, Fermoselle late en los días de nuestras fiestas con el ritmo que marcáis en sus calles.
            Brindáis con música, reís con algarabía, nos dibujáis sonrisas en las miradas, camináis por nuestro pueblo con la seguridad que da el compromiso de mantener una peña que es un referente de nuestro pueblo.
            Consolidar el trabajo que hacéis desde El Pulijón año tras año es una herencia que transmitís de padres a hijos. No es sólo un legado de algo vuestro. Es el legado de todo fermosellano que vuelve a su localidad cuando llega el mes de agosto, cuando se olvidan los relojes y sólo la campana torera marca el ritmo de nuestra vida. Vosotros sois parte fundamental en que nuestras tradiciones no desaparezcan. Ese esfuerzo vuestro por cuidar todo lo que nos une es algo que siempre tendremos en cuenta.
            El Pulijón se ha convertido en un referente para Fermoselle. Habéis sabido evolucionar con el paso de los años sin olvidaros de todo lo que habéis sido a lo largo de este tiempo. Lleváis con orgullo el nombre vuestra peña asociado al nombre de nuestro pueblo. No importa el lugar en el que os encontréis. Ya sea en España o fuera de ella lucís felices vuestros emblemas y paseáis el nombre de Fermoselle con la satisfacción de quien se muestra feliz de sus raíces y que, por muchos kilómetros de distancia que le separen, siempre llevará a su pueblo en su corazón, que lo nombrará con felicidad.
            Sois unos grandes embajadores de Fermoselle. Vuestras charangas, vuestros bailes, vuestras canciones, vuestra participación es fundamental para conseguir que las calles de nuestro pueblo revivan cada mes de agosto con su tradición más íntima.
            Por eso, sólo me queda daros las gracias por tantos esfuerzos, por tantos desvelos, por tantas horas de trabajo por vuestro pueblo, por vuestra peña, por cada uno de los que hace cuarenta años soñó con que El Pulijón pudiera convertirse en lo que es hoy en día: un referente social en Fermoselle.
Muchas gracias a todos y a seguir creciendo.

 Alejandro Fermoselle Berdión
          ………….. Alcalde de Fermoselle


40 ANIVERSARIO DEL PULIJÓN
Corría el 2.013 cuando nuestra Peña celebró su cuadragésimo aniversario. Allá, en el 1.973, un grupo de “locos por Fermoselle” se liaron la manta a la cabeza y fundaron la Asociación Gran Peña Fermosellana “El Pulijón”. Mucho ha llovido desde aquel entonces y para refrescar un poco la memoria de los más veteranos y también de los recién llegados se editó una revista a modo de compendio de lo ocurrido durante esos cuarenta años. Como no queremos que se eche en el olvido iremos subiendo a esta nueva página todo el material que conformó la revista de 50 páginas.

Damos paso a la portada acompañada con el saluda del Presidente, en la persona de Alberto Gavilanes Fidalgo.

FELIZ 40 ANIVERSARIO
            Queridos amigos y amigas, queridos socios y socias.
Feliz 40 aniversario. 40 años de fiesta, de diversión, de amistad, amor a nuestro pueblo y nuestras tradiciones. 40 años en los que la gran familia del Pulijón hemos llevado con orgullo por toda España el nombre de nuestro pueblo y peña. 40 años esperando a que llegue el mes de agosto para poder escuchar nuestra añorada Campana Torera y así empezar nuestra semana de fiestas.
Quién iba a imaginarse que esa bendita locura que unos fermosellanos empezaron en el año 1973 en Basauri iba a dar estos frutos. Sin duda podemos decir que después de todo este tiempo, El Pulijón se ha convertido en un referente fundamental no sólo en las fiestas sino en el día a día de la vida del pueblo. A día de hoy, no se entenderían las fiestas en honor a San Agustín sin El Pulijón, con su festival folk, sus encierros infantiles, sus desfiles, sus asados y meriendas, vamos, que el color azul celeste es símbolo de que la fiesta ha llegado a Fermoselle.
Y si todo esto ha sido así, es gracias al esfuerzo de muchas personas que han empleado su tiempo y dedicación, y sin pedir nada a cambio. Creo que es justo acordarse de ellos, empezando por los 20 socios fundadores con su presidente a la cabeza Alfredo Marcos que tuvieron la difícil tarea de poner en marcha El Pulijón. Importantísima fue la labor de la siguiente Junta encabezada por Antonio Gavilanes junto a sus inseparables Emilio, Jose Manuel y Manolo Laguno, afianzando los pilares gracias a los cuales El Pulijón es lo que es. Y finalmente la última Junta por mí presidida junto a Mari Pili y Marianela, Antonio y Emilio, Cristina, Noelia, Mª Ángeles y Carlos, con la misión de mantener y cuidar nuestra Peña.
Pero hay más. No quiero olvidarme del papel fundamental que desarrollan las mujeres en la peña. ¡Qué sería de nosotros sin ellas! Muchas veces me dicen que se merecen un homenaje y no, no se merecen uno, se merecen todos. Gracias por cuidarnos tan bien y por vuestra paciencia. Y por supuesto no quiero olvidarme de todos los que con vuestro trabajo permitís que El Pulijón haga todo lo que hace.
Lo único que queda es celebrar este aniversario y a pesar de la crisis, los males y pesares, hemos preparado un programa especial que esperamos sea del agrado de todos, desde los más pequeños hasta los más mayores. Y sólo pido una cosa, que dentro de 10 años podamos volver a celebrarlo todos juntos y podamos decir que la llama del Pulijón sigue alumbrando nuestro amor por Fermoselle y por nuestra querida Peña.  ¡¡Viva El Pulijón!!. ¡¡Viva Fermoselle!!.

Y por encima de todo… gracias Gema.



Alberto Gavilanes