jueves, 29 de junio de 2017

UN RAYO DE LUZ
Siguiendo hace unos días la eucaristía desde el lado derecho de la nave central de la iglesia parroquial de la Asunción de Fermoselle me llamó la atención algo singular que se producía ante mis ojos; en una de las columnas en las que se apoya uno de los tres arcos góticos volteados en la época de los Reyes Católicos, y en la parte de conjunción entre el fuste y la basa, un rayo de luz iluminaba sobremanera esa zona. 
Aunque nada tiene que ver y salvando las diferencias, en ese momento recordé el fenómeno que se produce en las iglesias de San Juan de Ortega (Burgos) y Santa Marta de Tera (Zamora), conocido como “milagro de la luz” y que es producido por la “luz equinoccial” que penetrando por uno de los ventanales ilumina uno de los capiteles. 
En el caso de Fermoselle y buscando su procedencia, el rayo de luz se cuela por la vidriera ubicada en el hastial de la fachada oeste dando de lleno en el punto anteriormente reseñado. Si consideramos que la iluminación de la parroquial no es tan potente como para eliminar las zonas más sombrías, ello nos permite disfrutar de ese resplandor que incide en la columna. Pasados unos instantes, el efecto se diluyó inevitablemente debido al movimiento de rotación de nuestro planeta.

Soy consciente de que esta “experiencia” carece de valor para los lectores, no así para el protagonista, pues para disfrutar de esa sensación lumínica hay que coincidir en el tiempo y en el espacio exacto, algo que no ocurre todos los días.

martes, 27 de junio de 2017

LAS PANCARTAS DEL PULIJÓN
Una de las características del Pulijón a lo largo de estos 44 años ha sido el interés por su pueblo, por Fermoselle. Si bien es cierto que la mayoría de sus componentes, por diferentes avatares de la vida, han tenido que emigrar, nunca ha faltado el contacto con todo lo que ocurría en su villa, ya sea sobre asuntos políticos, sociales, culturales o cualquier otro tipo. Y cuando llegaba agosto había que plasmar esa visión del pueblo y la mejor manera de hacerlo, pensamos, era a través de una pancarta que reflejaría alguno de los aspectos de la actualidad de la villa  que influían notablemente en todos los vecinos.
Ya en 1977 nos preguntábamos por cuándo acabar con la frontera que nos separaba de  Portugal; y en el 79 un tema muy recurrente, el de la plaza portátil, primero pidiéndola y luego en el 90 preguntándonos si preferíamos la portátil o la tradicional de madera.
Otro asunto muy importante siempre ha sido el referente a los Arribes. En el 87 protestando contra la posibilidad de una central nuclear; en el 95 hablando que mejor un parque natural y no una nuclear; en 2001 alegrándonos por conseguir el Parque Natural Arribes del Duero y finalmente en 2006 la celebración de la construcción de la Casa del Parque.
También nos quejamos del estado lamentable de las carreteras en el 88, o de las calles del pueblo en el 86 y de las promesas incumplidas por el Ayuntamiento en el 82. Y cómo no, también ha habido comentarios sobre las fiestas, por lo tarde que se celebraban como en el 1994 y 2005, otras por la cantidad de toros que había como en el 2002, por el dichoso tema de si plaza portátil o de madera como hemos comentado antes o incluso exponiendo las pocas ayudas o críticas malintencionadas que recibía El Pulijón los años 78, 80, 84 o 99.

Con la etiqueta LAS PANCARTAS, en post sucesivos aparecerán todas, con sus comentarios correspondientes, que servirán como una especie de anuario agosteño.

miércoles, 21 de junio de 2017

EL PULIJÓN Y CRUZ ROJA FERMOSELLE
Como resultado de la cooperación entre la Asamblea Local de Cruz Roja de Fermoselle y la Asociación Cultural “El Pulijón” se ha celebrado, un año más, la “VI SEMANA DE LOS MAYORES” comprendida entre los días 12 al 16 de junio. 
Este programa dirigido a personas mayores de 65 años tiene como finalidad  informar y orientar sobe temas relativos del discurrir diario y que vienen muy bien  “refrescarlos” cada año. Las sesiones, en las que han participado medio centenar de vecinos, se han desarrollado en sesiones de tarde en los locales que la Peña El Pulijón, situada en la calle Juan de la Encina.
La clausura tuvo lugar el viernes con la entrega de certificados de reconocimiento y una comida de hermandad a la que asistieron el Sr. Alcalde y representantes locales y provinciales de Cruz Roja.

Una vez más se ha puesto en valor la labor que realiza esta agrupación, no solo con esta semana, sino durante el año y con amplios sectores de la sociedad fermosellana manteniendo el lema “NOS GUSTA AYUDARTE”. Desde este blog transmitimos a los organizadores nuestro agradecimiento por estas iniciativas que redundan en el bienestar de todos los ciudadanos.

martes, 20 de junio de 2017

“ESPAÑA DIRECTO” DE RTVE EN “EL PULIJÓN”
El pasado 13 de junio un equipo de RTVE se desplazó hasta Fermoselle con la finalidad de hacer una serie de grabaciones para el programa de la tarde  “ESPAÑA DIRECTO”. Una primera parte la realizaron en la Casa del Parque donde los empleados les mostraron de manera práctica algunas de las costumbres ancestrales practicadas hasta hace algunos años por los vecinos de la villa.
Posteriormente nos desplazamos hasta el mirador del “Torojón”. Las vistas que contemplaron desde el lugar le resultaron de una belleza inusual. Y no es para menos, pues aunque  los fermosellanos  no le otorguemos esa importancia que se merece al tenerlas tan a mano, los forasteros agradecen el haber llegado a ese montículo rocoso para perder su vista en el horizonte y tratar de adivinar los diferentes parajes que  se les presentan casi a sus pies. El cámara, encaramado en el muro de piedra, no daba por finalizada la toma de imágenes que al parecer le impactaron nada más llegar.
Desde allí nos dirigimos a la sede social de la peña “El Pulijón”. Querían conocer una bodega familiar tradicional de las que existen más de un millar en la localidad. No esperaban encontrarse con un tipo de construcción tan original y sencilla. Piedra sobre piedra y sin argamasa, arcos de medio punto por doquier, pasadizos con nombres propios, oquedades un tanto misteriosas  y para la grabación…¡poca luz, solo la de un candil! Todo resultó como se esperaba. La puesta en escena…para frotarse las manos.

La respuesta para el mes de julio cuando se nos comunique la fecha de emisión.

jueves, 15 de junio de 2017

ESTUDIANTES DE TORDESILLAS EN FERMOSELLE
Bodegas del Pulijón
Las calles de Fermoselle se llenaron de algarabía infantil y es que los alumnos de los tres cursos de 6º de Primaria que cursan sus estudios en el CEIP “Pedro I” de Tordesillas se presentaron en la villa para pasar una buena parte del día. En total, 72 niños y niñas, acompañados por tres profesoras y un profesor, éste, Alberto Gavilanes, fermosellano de pro y presidente de la peña “El Pulijón”, eligieron el paraje de los Arribes para poner punto final a sus estudios en Primaria
Salieron de temprano desde Tordesillas. Durante el recorrido, en dos autocares, se les fue explicando  lo más característico: artesanía del barro en Pereruela, las vías romanas y el puente de Sogo , el monte de Bárate, las peculiaridades de la comarca de Sayago, las paredes que cierran las cortinas en Villar del Buey, las torres de la energía eléctrica y los paneles solares, la presa de Almendra y  la bodega Durius, entre otras curiosidades.
En el castillo
El paso por Fermoselle se realizó a través de la Ronda para dirigirse hacia la central de Bemposta. El descenso hacia el lecho del Duero les resultó espectacular. El acceso a la presa lo hicieron caminando, a pesar del calor, y ya en parte portuguesa tomaron el autobús para subir a las instalaciones de la central. Allí, el ingeniero y otros operarios les enseñaron con detenimiento todas las dependencias, desde arriba hasta la sala de los generadores. La visita resultó muy atractiva e interesante.
Llegada la hora del mediodía iniciaban el recorrido por la villa desde la Plaza Vieja hasta la sede de la Peña “El Pulijón”. Alberto se encargó de informarles brevemente del funcionamiento de la asociación, de la utilidad de las bodegas, del vino y del aceite. Desde allí se trasladaron al castillo, cedido amablemente por Paco, donde comieron sus viandas acomodados bajo las sombras de los árboles.
Casa del Parque
La sobremesa se desarrolló en la Plaza Mayor de la localidad a base de helados, polos, chucherías y la suave llovizna artificial de la manguera de Miguel, propietario del restaurante Siglo XXI.
Eran las 15,30 y Julia, monitora de la Casa del Parque, les esperaba para hacer un recorrido por las  diferentes instalaciones de este centro de interpretación de los Arribes del Duero. Los alumnos presenciales, algunos quedaron fuera, siguieron las explicaciones de Julia con suma atención contestando a las preguntas que les formulaba.

A las  17 horas, con cierto cansancio y mucho calor, enfilaron la carretera hacia Zamora y Tordesillas a donde llegaron a la hora convenida, es decir, las 7 de la tarde.

domingo, 11 de junio de 2017

LA MADRE NATURALEZA
Existe el dicho de que la madre naturaleza es muy caprichosa y nos muestra de muchas formas su belleza y poderío. Lo podemos aplicar a lo que sucede en Fermoselle. Nos situamos en un año tan a falta de agua como este del 2.017 en el que sufrimos de manera implacable una sequía larga e inmisericorde desde hace ya muchos meses. El efecto se observa en el campo que viene agostado y sin visos de una pronta solución.
Pues bien, mientras esto ocurre, dentro de la localidad, tanto en calles como en edificios, parece que ha comenzado la primavera. Si nos damos un paseo por el casco histórico no parece que estemos casi en pleno verano, pues aparecen plantas por doquier mostrando un esplendoroso verdor y una vigorosa salud. Por supuesto que una buena parte lo único que hacen es afear la imagen de Fermoselle a los ojos de vecinos y visitantes, pero no deja de ser curioso que crezcan en lugares tan inverosímiles como los que mostramos en las imágenes.

En la torre de la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción, en la Plaza Mayor, junto al rótulo de la calle Palombera hay muestras de vida vegetal, puntos en los que parece mentira pueda existir un sustrato suficiente para el desarrollo de esas plantas y sin una mano que se dedique a regarlas y abonarlas. 

Así es la naturaleza, siempre imprevisible.

sábado, 10 de junio de 2017

LOS BUEYES DE SAN ISIDRO
Bueyes actuales
Hace unas fechas, pasaba un fin de semana en Fermoselle con un buen amigo, amante de la fotografía y un impenitente observador. Hacíamos un  recorrido, como de costumbre, por el interior de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y me dio un toque de atención: “Antonio, los bueyes que acompañan a San Isidro Labrador no son los mismos que los vistos las veces anteriores”. Me quedé un tanto perplejo por la aseveración, pero viniendo de un interlocutor tan experto y fiable, me lo creí. Para salir de dudas le pedí que me remitiera varias fotografías con las que poder testimoniar que efectivamente se había producido ese cambio. 
Aclaro que este amigo en todos aquellos lugares en los que se encuentra un San Isidro Labrador se lo lleva en imágenes para su colección sobre este personaje que, por supuesto, es muy completa.
Bueyes anteriores
Pasados unos días recibo su reportaje fotográfico y, efectivamente, tenía toda la razón; los bueyes de San Isidro habían mutado de tamaño y color, con lo que se demuestra fehacientemente que alguien ha dispuesto realizar ese trueque.

Mi amigo me hizo, la primera vez que recaló en Fermoselle, otra observación un tanto curiosa. De todas las imágenes que él ha tomado de San Isidro, en ninguna aparece con sombrero. ¡Ahí queda ese detalle!

lunes, 5 de junio de 2017

A SANTA CRUZ
Agustín Borges, “El Madrileño”,  cantautor y tamborilero fermosellano, compuso hace un par de años
la letra y música de esta pieza dedicada a la “ROMERÍA DE SANTA CRUZ”.


Agustín (a la derecha) con Ángel
Bendito Cristo del Pino
Que miras “pa” Portugal
Muy cerca del río Duero
Te venimos a cantar.

Del otro lado del río
Nos dicen con alegría
¡Qué bonito es Fermoselle!
¡Qué bonita romería!

El lunes por la mañana
Salimos de romería
Para llegar a la ermita
Donde pasamos el día.

Y al son de los tamboriles
Cumpliendo la tradición
Tocando por el camino
Formando la procesión 

ESTRIBILLO
Santa Cruz, Santa Cruz, Santa Cruz,
En la ermita del Cristo del Pino
Celebramos la fiesta anual
Esta fiesta del Cristo Divino.
Santa Cruz, Santa Cruz, Santa Cruz,
Romería para disfrutar.
“Pa” comer, beber y cantar.
“Pa” comer, beber y bailar.
video

SANTA CRUZ
ROMERÍA PARTICIPATIVA EN FERMOSELLE
Los romeros se acercan a la campa con el ánimo en su máxima expresión. Religiosidad, algarabía, saludos efusivos,  música, baile, polvo, sudor,  en resumidas cuentas, fiesta en su totalidad   son elementos compartidos entre los que circundan la ermita, sí, la ermita de Santa Cruz, allá, en los extrarradios del pueblo camino de Portugal.
 El Lunes de Pentecostés, en Fermoselle, es catalogado como uno de los dos días no laborables de la localidad. Eso da cuenta de la raigambre y la importancia de esta festividad incardinada entre las romerías más destacadas a nivel provincial. Los días previos se viven con cierto nerviosismo esperando que el tiempo atmosférico acompañe y que todos los preparativos estén bien atados para que todo resulte como se ha programado.
Muy de temprano, tanto las agrupaciones de romeros, como los que lo hacen a nivel familiar, e incluso individual, arrancan desde los diversos puntos de la localidad, con vestimenta apropiada para disfrutar en el campo y con lo necesario para pasar la jornada sin sobresaltos. Las autoridades, civiles y religiosas, los hacen desde la plaza mayor acompañados por la música de los tamborileros Juan de la Encina y algunos vecinos que desean engrosar  la comitiva. 
A media mañana los alrededores de la ermita se convierten en un espectáculo inusual que solo se consigue una vez al año. La mañana transcurre arrastrada por un bullir de personas que se dedican a todo tipo de quehaceres. Las más creyentes se adentran en el templo para orar, ocasión que aprovecha la cofradía para recibir el óbolo para su mantenimiento;  otros no paran de bailar piezas tradicionales de la zona al son de los tamborileros; hay quien aprovecha para contar sus cuitas a quienes hace tiempo que no ven; no faltan los que sentados en los paredones o en las lastras observan con   emoción contenida todo cuanto acontece en el lugar; los más mañosos inician el prendido de las hogueras  con la finalidad última de recibir la carne aderezada al gusto fermosellano; y por supuesto, algo que no puede faltar , el juego en corro en torno a la “´tía María” que cuando considera que el chocolate ya está hecho escapa del mozo que la pretende y persigue zigzagueando entre los componentes de corro, hasta que es atrapada, o no, para comenzar de nuevo. Se puede considerar como el acto central y el más tradicional de la mañana. Bajo un sol implacable transcurre la comida en la que no falta de nada. 
La animada sobremesa, aprovechada por algunos para dar unas cabezadas, se alarga entre copa y copa de licor café y dulces típicos caseros elaborados para la ocasión.
Queda la tarde-noche por delante. Estas horas son dedicadas a los cánticos, bailes y juegos que comparten, sin miramiento de edad, la inmensa mayoría de los romeros. Mientras, en las parrillas se colocan kilos y kilos de carne, panceta y choricillos. Un verdadero espectáculo gastronómico envuelto en el olorcillo al asado y las humaredas de cada lumbre es el que se produce ya mediada la tarde. Un receso para degustar lo así preparado regado con vino tinto de la uva autóctona Juan García que vuelve a levantar el espíritu festivo. 
Falta el regreso al pueblo. Entre dos luces se forma la caravana romeril que con lentitud, debido al jolgorio de los más jóvenes, es especial, se acercan a las primeras calles y continúan al mismo ritmo hasta la plaza. Aquí ya se desbordan las ganas de divertirse ante las gentes que lo siguen como espectadores. Hay que aguantar, pues hasta pasado un año no se vuelve a repetir.
Eran las 12 de la noche y aun permanecían en la plaza las últimas unidades participantes en la fiesta de Santa Cruz, siempre el Lunes de Pentecostés y en Fermoselle.