sábado, 15 de octubre de 2016

QUERIDA LUNA
Eduardo, fermosellano consorte por parte de su esposa, lleva participando asiduamente en la programación de los “ATARDECERES POÉTICOS” que el Pulijón organiza coincidiendo con las fiestas patronales de San Agustín. Eduardo es recitador de sus propios poemas y tanto su actividad de rapsoda como la de poeta las realizas con maestría poniendo sus sentimientos y su corazón en cada una de sus obras. Aquí dejamos uno de sus últimos poemas dedicado a la luna que tan espléndidamente se puede contemplar en muchas de las noches fermosellanas.

De ayer a hoy, todo ha cambiado,
todo es completamente distinto,
parece que todo se ha combinado
y el espacio ya no es infinito.
Te veo a ti, mi adorada luna,
con la cara vestida de amargura,
acaso ¿ya no te sonríe la fortuna?
¿o es que no deseas que a ti se acuda?
Ya no te admiro, como lo hacía en el pasado
en las noches de primavera: nítidas, claras,
cuando majestuosa salías al ocaso
y marchabas sonriente al despuntar el alba.
Pero: ¡grita, protesta!
no dejes que te pisen el terreno,
mira el corazón humilde del poeta,
que implorando por ti, suplica al cielo.
No los sientes, observa…
y tu luminosa cara se tornará oscura;
y así los humanos, conquistarte quieren
e irán los que te adoran tristes a la sepultura.