viernes, 29 de enero de 2016

UN MURCIÉLAGO.
“DISTINGUIDO” MORADOR DEL PULIJÓN

Ni soñamos, ni fabulamos, ni mentimos. El título de este post es una auténtica realidad que con tiempo habrá que estudiar como un caso un tanto desconocido por los lares en los que se asienta el hecho que vamos a tratar. Sí, señores, un Chiroptera, más conocido como murciélago, habita a sus anchas entre las paredes del Pulijón.
abril 2004
Corría el mes de abril del año 2.004 cuando se atisbó por primera vez a este mamífero volando en la planta-bar de nuestra asociación desapareciendo con rapidez a la vista de los allí presentes. Pasados unos días y acompañando a un grupo de visitantes asturianos pudimos comprobar cómo dormitaba en una de las estancias de la bodega (la que se encuentra horadada en la roca del fondo) colgado de la pared. La sorpresa fue mayúscula y se aprovechó la ocasión para inmortalizarlo con la cámara de fotos.
noviembre 2011
Pasaron varios años sin localizarlo aunque desconfiamos de que seguiría habitando entre las paredes húmedas de  las cuevas graníticas del Pulijón debido a unas muestras de pequeños excrementos que aparecían en un determinado lugar y siempre el mismo. Se recogían de vez en cuando apareciendo nuevamente. Aun así, nos quedaba la duda de si para su alimentación saldría al exterior por la zarcera o haría recorrido por alguna otra zona a través de dos pasadizos existentes en este piso subterráneo y que nunca se han escrutado.
abril 2012
Así llegamos a noviembre de  2.011 detectando su presencia en la pared izquierda de las escaleras que dan acceso a la otra salida desde la bodega del fondo. Su estado y posición era el mismo que el de unos años antes. Tras ser fotografiado en abril de 2.012, nos presentamos en enero del presente año 2.016 y coincidiendo con unos amigos tordesillanos nos dimos de cara con tan “distinguido” morador que se colgaba justamente de la sujeción que une  la verja que separa dos de las bodegas a la pared.
En todas las ocasiones hizo caso omiso a los ruidos y a los flases, por lo que deducimos que, como sus apariciones coinciden con meses entorno al invierno, se encontraría en estado de hibernación ya que “escogen lugares como cuevas, minas, oquedades de árboles, grietas o incluso en lugares expuestos, con humedad alta, a fin de evitar el exceso de pérdidas por evaporación, que les obligaría a despertarse con más frecuencia para beber y para evitar que se le sequen las alas”.
enero 2016

Somos desconocedores de si se trata del mismo ejemplar pues siempre ha aparecido en solitario, pero si tenemos en cuenta que “la longevidad media de los murciélagos suele ser de cuatro o cinco años, aunque a menudo alcanzan diez y hasta veinticinco años, y algunas especies pueden llegar a vivir treinta años de edad”, no sería de extrañar que estemos hablando del mismo ejemplar que, por supuesto, se siente muy a gusto en las estancias pulijoneras. 

lunes, 25 de enero de 2016


“A VUELAPLUMA”
“LOS ARRIBES DE FERMOSELLE” DE MIGUEL DE UNAMUNO
El genial poeta y pensador español perteneciente a la Generación del 98 nació en Bilbao el 29 de septiembre de 1.864, muriendo de un infarto cardíaco en Salamanca el 31 de diciembre de 1.936. Fue profesor, decano y tres veces rector de la gloriosa universidad de Salamanca. El gigante ibérico llenó con su obra y su acción un gran periodo de la historia de su tiempo. En 1924 fue desterrado a Fuerteventura desempeñando el cargo de Diputado en las Cortes Republicanas de 1931 a 1933.
Abarcó todos los aspectos del saber humanístico: filósofo, novelista, ensayista, dramaturgo, poeta, conferenciante y periodista.
Algunas de sus obras más importantes son: Del sentimiento trágico de la vida, Niebla, La tía Tula, Paz en la guerra, La agonía del cristianismo, Tres novelas ejemplares y un prólogo, entre otras.
Los primeros textos de Unamuno con las tierras zamoranas como centro están fechados en 1.905 y 1.906. Muchas fueron las ocasiones en que el autor de Niebla estuvo en nuestra ciudad o provincia y diversas también las que atravesó tierras zamoranas. En 1.905 él mismo nos dice que estuvo en Zamora y  Fermoselle y fruto de este viaje es su artículo “Los Arribes de Fermoselle”, publicado en Hojas Selectas de Barcelona en dicho año. La parte referida a las tierras zamoranas dice así:
“En dos ocasiones, y a distancia de cuatro años de una a otra, he visitado la Ribera y sus arribes; la una durante los Carnavales de 1.898, y la otra en los primeros días de mayo de 1.902. La primera vez entré por Masueco, la segunda por Fermoselle.
Fuimos a Fermoselle desde Zamora, Atravesando la mísera tierra de Sayago, llena de calvicies, entre enclenques robles. Según se baja hacia la Ribera, las arboledas menudean más y se hacen más lozanas y de un verde más rico, y dais vista a Fermoselle, encaramada sobre peñascos cual para ver cómo se abrazan Tormes y Duero. Diriase que han sido sus viviendas sembradas a voleo sobre los peñascos, y peñascosas a su vez. Es cosa corriente en Castilla que parezcan los pueblos brotados de las entrañas de la tierra madre, berroqueños y pardos como ella, y no fábrica de industria puesta allí por mano del hombre.
Unamuno y  su comitiva saliendo de Fermoselle (1902)
Es Fermoselle pueblo de gente ingeniosa en buscarse la vida, que se esparce por todas partes vendiendo mercancías. Jáctanse los fermosellanos de que allí se reciben cartas de las cinco partes del mundo. Sólo en Buenos Aires me han asegurado que pasan de cien los fermosellanos allí establecidos. Cuando pasamos por Fermoselle llenaba aquellos contornos con su fama el Doroteo, de fin trágico, un imitador de Juan Moreira el gaucho, el cual Doroteo murió cazado por el pueblo un día de Corpus. De él he de escribir.

De Fermoselle, por entre empinados berruecos, bajamos al Tormes para cruzarlo y pasar a Villarino. Y es inolvidable la paz inmensa de un río que discurre en lecho de piedra, entre árboles que se agarran a la roca con sus raíces. El recato del agua en estas soledades infunde pureza en quien lo mira”.

viernes, 15 de enero de 2016

CENTRO DE ENSEÑANZA INFANTIL Y PRIMARIA DE FERMOSELLE
 Recordamos los inicios de una institución por la que han pasado miles de fermosellanos y que seguro nos trasladará a unos años de nuestras vidas que quedan indelebles en nuestra memoria. Nos referimos a uno de los centros educativos por excelencia y que en la actualidad es el único que continúa formando a los niños en su etapa escolar. Hablamos del CEIP de Fermoselle.
Los modernos edificios educativos nada tienen que ver con las antiguas escuelas, pequeños espacios en los que se apiñaba un número elevado de alumnos, sin las mínimas condiciones de salubridad e higiene. Eran simples habitaciones de viviendas particulares (en algunas ocasiones cuadras y cámaras), con humedad, ventanas pequeñas y sin aseos, con una simple estufa de leña –cuando existía- y “braseros” individuales que llevaban los alumnos para calentarse pies y manos.
En 1910, el conde de Romanones, primer ministro de Instrucción Pública de España,  informaba que de un total de 25.000 escuelas existentes en nuestro país, más de 10.000 se encontraban en locales alquilados, muchos de ellos colindantes con espacios destinados a otros usos públicos: cárceles, hospitales, cementerios, mataderos, cuadras, salones de baile o cafés.
En la historia de las construcciones escolares hay que destacar tres momentos: 1) Dictadura del General Primo de Rivera (1923-1930), Segunda República Española (1931-1939) y Pactos de La Moncloa, con el gobierno democrático de Suárez, en los años ochenta del siglo XX. En todas esas épocas se desarrollaron grandes programas de construcciones.
Nos detenemos en el grupo escolar de Fermoselle. Para elaborar este breve estudio nos hemos valido del aporte documental que la actual directora Begoña García Gómez nos proporcionó con sumo agrado.
El CEIP FERMOSELLE se inauguró  el 21 de marzo de 1928 (por lo tanto corresponde al periodo de Primo de Rivera) y fue bautizado como Escuelas Nuevas, Escuelas Graduadas, Escuelas del Patio o del Seco, aunque a decir verdad, el nombre más generalizado ha sido el segundo de los citados. En tiempos más recientes pasó a denominarse Agrupación Escolar nº 1, posteriormente Colegio Nacional, Colegio Público y ahora Centro de Enseñanza Infantil y Primaria.
El Centro en la actualidad cuenta con dos espaciosos patios con pista polideportiva de la década de los 70. El Claustro de Profesores lo conforman nueve maestros y el número de alumnos matriculados es de cincuenta y cinco.
En otros tiempos las aulas de clase estuvieron repartidas en los siguientes edificios: una en la planta baja del Ayuntamiento; tres en los llamados prefabricados en El Convento; cuatro en la Plaza Mayor; cuatro en Santa Colomba y ocho en este centro.
En su fachada todavía se puede leer la placa grabada en mármol:
“El Ayuntamiento de esta villa
siendo Alcalde Presidente
Don José Lorenzo Alonso
acordó en sesión de 23 de Octubre
de 1924 la construcción de
este Grupo Escolar”
La construcción fue realizada gracias a un crédito concedido por la Caja de Ahorros de Salamanca pagadero a cincuenta años, crédito que el Ayuntamiento canceló antes de su vencimiento.
 El edificio albergaba originalmente seis espaciosas, ventiladas e iluminadas aulas de clase repartidas en dos plantas, dos bibliotecas, salas de material, taller de costura y carpintería, sala de profesores, dirección, cuatro amplios y bien dotados servicios con agua corriente que abastecía un  motor eléctrico instalado en un pozo perforado al efecto y dos patios de grandes dimensiones.
La construcción podemos decirla como de excepcional calidad, uniendo a esta cualidad la esbeltez, elegancia y funcionalidad.
El material con el que dotaron a las Escuelas Graduadas estaba constituido por siete millares de libros de enseñanza, literatura y científicos, 150 mesas, la mayoría bipersonales, 16 armarios, 50 cuadros y fotografías artísticas, 100 metros cuadrados de encerados, más de 300 mapas y láminas, 3 mapas de España en relieve, 1500 útiles de dibujo, 7 esferas, 42 cajas de lecciones de cosas, 2 gabinetes de Física y Química, gramófono, varias máquinas de coser y de escribir, modelos de hombre clásicos, gabinetes de  antropometría con básculas medicinales y aparatos de proyección, microscopio, modelos de útiles agrícolas, herbarios, cajas de minerales, insectos y otros muchos objetos de enseñanza. Se precisaron 18 camiones para el transporte de dicho material.

Para solemnizar la inauguración la Caja de Previsión regaló 25 huchas con una libreta de 10 ptas. a otros tantos niños huérfanos y la misma cantidad de huchas y libretas regaló el Ayuntamiento a los 25 niños que más se distinguieron en las escuelas por su aplicación. Los casi 800 niños y niñas en edad escolar de la villa recibieron  bolsas de caramelos y bombones.

martes, 12 de enero de 2016

DE REYES MAGOS…
Sus majestades de Oriente también llegaron a Fermoselle. Es verdad que aquí llegan con medios de transporte muy sencillos y austeros, pero llegan, que de lo que se trata. Comenzaron su dura y larga jornada en la residencia “Conchita Regojo” iniciada la tarde. 
Aprovechando que  los “mayores” se reúnen para merendar, la Asociación de Tamborileros escenificaron el misterio de la natividad. Caracterizados para la ocasión un San José y una Virgen con su niño se situaron en uno de los ángulos del amplio salón acompañados por los villancicos entonados por los residentes que compartían semejante momento colocados en torno a la representación. 
Acto seguido fueron sus majestades, Melchor, Gaspar y Baltasar emparejados con sus correspondientes pajes, seguidos por pastoras y zagales quienes se acercaron a presentar sus dones al recién nacido entre los sones de gaitas y tamboriles. Los “mayores”, acompañados por familiares y personal de servicio de la residencia compartieron uno de los momentos más esperados. Sus majestades repartieron a los alojados, uno por uno, los regalos que en esta ocasión eran idénticos para todos, recibiendo a la vez un beso del correspondiente mago. En los rostros de los agasajados se percibía la ilusión (durante el año parece perdida) que años atrás mostraron en su época de niñez, y en más de una cara se deslizó por sus mejillas lágrimas de alegría y de agradecimiento.
Se cerró la fiesta con una serie de villancicos y jotas tocadas por los tamborileros y que bailaron con mucha gracia algunos de los residentes junto  a San José y la Virgen, en situación inédita, a pesar de sus ropajes.
La comitiva partió camino de la residencia adjunta en la que se encuentran las personas más necesitadas de atenciones. Aquí se repitieron los actos y gestos que quedarán para el recuerdo de participantes y comunidad en general…

…Y DE QUINTOS
Y a las 6 aparecieron en la explanada de la residencia “Conchita Regojo” los Quintos del 2.016 enfundados en sus capas (vestimenta que ya se ha hecho tradicional para la ocasión) de paño de color azabache y que serán recordados como “El Resacón”. A pesar de su juventud y del número un tanto limitado de componentes conformado por seis mujeres y dos hombres han dado color y calor a los días que cierran el ciclo navideño. 
El grupo había iniciado sus actividades el pasado sábado con la actuación de un mago para el público infantil, que por cierto, fue seguido con enorme expectación y agradó sobremanera a los pequeños. Esa misma noche, en la discoteca La Cárcava, se programó un espectáculo erótico-festivo para gente con ganas de divertirse como se demostró con la extraordinaria entrada que aportó una buena cantidad de dinero para las arcas de los Quintos.
Los días “gordos” por excelencia correspondieron a la tarde-noche de la víspera de Reyes y  la mañana de la festividad del Día de Reyes.
Los Quintos fueron los encargados de organizar la cabalgata de los Magos. Cabalgata humilde en cuanto a su coste, pero realista y emotiva en su puesta en escena. Los tres Reyes y sus pajes establecieron sus tronos en un remolque tirado por un vehículo de motor, que seguían a los tamborileros y pandereteras del grupo “Juan de la Encina”. A las 6 de la tarde se ponía en marcha la comitiva seguida por un considerable número de eufóricos acompañantes que desfilaron por las arterias principales de Fermoselle. A su paso invitaban a caramelos a los que miraban situados en las aceras y bocacalles. La cabalgata llegó a la Plaza Mayor donde ofrecieron a todos los niños un obsequio donado por el Ayuntamiento. Finalizó el acto con una bonita colección de fuegos de artificio.
Por la noche y en la misma discoteca, la orquesta Yucatán animó la fiesta pensada para todos los públicos. En el descanso, entrada la madrugada, los quintos realizaron una subasta con los productos recogidos en días anteriores en comercios, bares y otras empresas de la localidad. Posteriormente se celebró el sorteo  de los cuatro regalos que figuraban en las papeletas para la rifa vendidas desde hace meses. Este dinero le sirve a los quintos para sufragar todos los gastos originados en el desarrollo de estas fiestas.
Al amanecer del Día de Reyes y bajo la lluvia, los ocho componentes, arropados por amigos, recorrieron todo el pueblo pidiendo el aguinaldo de puerta en puerta. Un año más, y ya es tradicional, los vecinos de Fermoselle correspondieron con abundancia a la petición de los quintos. Como dato curioso, en esta ocasión no se ayudaron del borrico (cada vez es más difícil porque ya quedan muy pocos) para llevar los obsequios en especie, teniendo que utilizar un carro de compra arrastrado a mano.

Y  los quintos “El Resacón” pusieron broche final a unos días que quedarán en sus recuerdos para toda la vida.