jueves, 23 de octubre de 2014

EL PULIJÓN, FERMOSELLE Y TORDESILLAS UNIDOS POR EL FOLCLORE
Gran visión de la oportunidad ha demostrado tener el Grupo de Danzas “Juana I de Castilla”  con el montaje de la “II Exposición de Trajes Regionales” en las Casas del Tratado de Tordesillas. La pasada edición, con una duración de solo dos días, impidió a mucha gente interesada por estos temas asistir a tan interesante muestra.
En esta ocasión cientos de personas han pasado por las Casas del Tratado para introducirse en el mundo de la indumentaria tradicional de Tordesillas, Valladolid y provincias limítrofes aprendiendo y disfrutando del material tan diverso como se exhibe en la sala.
Y estamos aquí para decir que Fermoselle también se ha hecho presente en esta muestra dada la relación tan estrecha existente entre el grupo tordesillano y la Peña El Pulijón. En varias ocasiones se ha practicado el intercambio folclórico entre ambas localidades. El grupo “Juana I de Castilla”, tanto su sección infantil como la de mayores, han actuado en la plaza mayor de Fermoselle; igualmente  el grupo de Tamborileros “Juan de la Encina” han tomado parte en reuniones folclóricas en Tordesillas, así como en pasacalles y festivales. 
Todo ello ha servido para que a través de miembros del Pulijón se hayan rescatado algunas piezas de la vestimenta tradicional fermosellana para mostrarla y darla a conocer a cuantos pasan durante estos días por la sala de exposiciones.
Dos antiquísimos rodaos, una saya, enaguas y camisones, una capa charra, un traje de hombre y otro de mujer completos, material impreso, collares y pendientes junto a  instrumentos de percusión conforman un elenco de “joyas” que hablan de la riqueza folclórica de la zona de los Arribes destacando  la antigüedad y la ornamentación de uno de los rodaos propiedad de  las hermanas Esther y Alice.

La provincia de Zamora también estuvo representada por una colección de trajes de la comarca de Aliste y que han llamado mucho la atención.

El Pulijón, que también ha aportado dos maniquíes a la infraestructura que conlleva este tipo de actividad, quiere mostrar su agradecimiento a las organizadoras por darnos la oportunidad de que se hable de Fermoselle en esta magnífica y completísima exposición que está recibiendo tantos comentarios positivos de los visitantes.
1.884…LA FILOXERA LLEGA A FERMOSELLE
Hace unos días se dio por terminada la vendimia en Fermoselle con una cosecha muy aceptable, a decir de los viticultores. Pero no siempre fue así. Echando la vista atrás, finalizando el siglo XIX se produjo un incidente considerado una verdadera catástrofe para el viñedo de la zona. Nos referimos a la llegada e invasión de la filoxera.
Avance de la filoxera en la Península Ibérica
La filoxera de la vid es el nombre común de un insecto hemíptero que se alimenta de las hojas y raíces de la vid donde parasita. Su origen se sitúa en Estados Unidos. Los primeros focos de la plaga en Europa se dieron en Francia en 1.863.
Su entrada en la Península Ibérica se produjo durante los años 1.870 en tres focos: Oporto, Málaga y Gerona. Los dos primeros debido a la importación de pies americanos.
Los primeros brotes de la plaga en la cuenca del Duero tuvieron lugar en el pueblo portugués de Gouvinhas. En 1.884 llega a la frontera española de los Arribes penetrando a través de Fermoselle. La difusión de la plaga filoxérica y sus consecuencias en la parte española de la cuenca del Duero ha sido tratada de forma general por Huetz de Lemps (1967) y en el caso particular de Fermoselle por González-Caldero (1992). No hay unanimidad a la hora de fijar la fecha en que fue detectada la filoxera en Fermoselle. Huetz de Lemps da como probable el año 1884, aunque Garrido opina que se introdujo en 1888. Sea como fuere, lo cierto es que la plaga avanzó río arriba en los años siguientes llegando a Toro en 1892. Se puede decir que la difusión de la plaga sobre los viñedos del Duero fue bastante lenta ya que tardó unos 25 años en recorrer el tramo comprendido entre Fermoselle y Aranda.
Mª Elisa González–Moro Zincke y Jesús Caldero Fernández escriben sobre “EL CULTIVO DEL VIÑEDO EN FERMOSELLE”:
Situación en Fermoselle
“La coyuntura más favorable para el viñedo de Fermoselle surgió cuando los viñedos franceses fueron invadidos por la filoxera a partir de 1865 y como consecuencia de ello Francia demanda vinos españoles. La inauguración de la línea de ferrocarril Medina del Campo-Zamora en 1864 aportará beneficios a Fermoselle, pues a través de él saldrán  los vinos de Tierra del Vino y Fermoselle hacia Francia y otras regiones españolas. Sin embargo, esta favorable situación que aumentó el precio del vino y estimuló, por lo tanto,  la producción no duró mucho. A partir de 1885-86 la filoxera invade y destruye el viñedo de Fermoselle, principal base de su desarrollo económico, y provoca una fuerte crisis de la que se recuperará posteriormente, pues en 1912, según el periódico Heraldo de Zamora, la cosecha fue muy abundante y el vino exquisito y todos los días llegaban multitud de carros y caballerías de los pueblos limítrofes, Zamora y Toro para transportar grandes partidas de uvas.
La inauguración  del puente de Requejo, conocido popularmente como puente de Pino, en 1914 en la carretera Fonfría—Ledesma también repercutió favorablemente, pues a través de él llegaban numerosos vehículos del partido de Alcañices para surtirse de vino.
Vendimia 2.014
Uvas de Fermoselle
La reducción del viñedo en Tierra del Vino y en otras zonas de la Cuenca del Duero como consecuencia de la transformación de las antiguas viñas, destruidas por la filoxera, en tierras de cereal,  favoreció el vino de Fermoselle, pues su área de venta se extendió a Zamora, a otras ciudades de dicha Cuenca y a partir de  1940 a Galicia y Norte de España. Con el fin de mejorar el  tipo de vino, acomodándolo a las exigencias de estas dos últimas regiones tradicionalmente degustadoras de caldos más claros y finos, se inició un proceso de sustitución de las variedades Tinta Madrid y Tinta Mollar, que producían un vino grueso y de fuerte coloración, por las variedades Juan García y Rufete y un movimiento cooperativista que se tradujo en la fundación de la Cooperativa Virgen de la Bandera en 1960. La consecuencia de estos nuevos mercados estimuló el ritmo de plantación de nuevas viñas. Así, por ejemplo, desde 1935 a 1955  se plantaron en Fermoselle en cada quinquenio más de 100 hectáreas”.


lunes, 13 de octubre de 2014

"A VUELAPLUMA"
LOS TOROS DE FERMOSELLE
Luis Cortés Vázquez nació en Caravaca de la Cruz (Murcia) el año 1.924 falleciendo en Salamanca en 1.990. Pasó su niñez y juventud  en Zamora y Salamanca. Filólogo, investigador de las artes populares  e historiador destacó por su labor en la Universidad de Salamanca, donde ejerció la docencia durante más de treinta años. Cortés publicó numerosos artículos y ensayos sobre el arte de la ciudad de Salamanca además de analizar dialectos como el Leonés o situar a Salamanca en un contexto literario e histórico. También sobresalió  como fotógrafo y cineasta documental. Tuvo una gran relación con Fermoselle, pues su abuelo  Leocadio Vázquez Coello ejerció como boticario en la localidad. Entre sus obras reseñamos “Donde Sayago termina…FERMOSELLE” 
De esta obra trascribimos el texto dedicado a LOS TOROS escrito en torno al año 1.947. “Para verificar estos encierros del lunes y del martes, todas las bocacalles del recorrido, se habían taponado con carros y cancillas, aunque no faltaba año en que algún toro se escapaba. Y aún ciertamente se provocaba por los mozos, con lo que  aumentaba la emoción por el peligro, y se hacía repicar incesantemente a la campana concejil, dando cuenta de él.
Constituyen los encierros, sin duda alguna, la más bella estampa de los toros fermosellanos, con el mocerío que corre ante los bichos, llevando el rojo pañuelo chulapo en torno al cuello, sin que falten jamás algunas mocitas decididas y valientes. El paso bajo el Arco, enfilando la bajada final, hacia la Plaza, resulta de una belleza inolvidable.
Pero tiene mayor emoción y hondura, el grupo de viejas mujeres que, encaramadas sobre las Peñas de las Fontanicas, chillan estridentemente al paso del tropel humano y animal: mozos, caballistas, toros y cabestros, que remueven en sus entrañas, ya próximas a hallar reposo en la tierra, vivencias juveniles que cada año en estos días, mientras aliente un soplo de vida en ellas, remueven su sangre transformándola en grito.
Pasan los siete toros cada día, arropados por casi otros tantos mansos, precedidos y seguidos por la juvenil marea humana, hasta dar con todos en la plaza, donde tras las dificultades y apuros, cada año renovados, quedan entorilados los morlacos.
Viene una pausa hasta las diez, que se aprovecha para almorzar, y vuelta a la plaza para verificar la prueba, y elegir el toro que, por la tarde en la corrida, se lidiará en último lugar al ser designado toro de muerte, por más bravo”.

domingo, 12 de octubre de 2014

EL PULIJÓN CON 
“MOTOFOLLACOS 2014”
Finalizando el mes de septiembre se celebró en Fermoselle la III Concentración Motorista “Motofollacos 2014”. Los organizadores trabajaron con mucha seriedad para que esta edición fuera del gusto de participantes y espectadores habiéndose conseguido con creces ese objetivo. Prueba de ello fue el numeroso público que se congregó en la Villa del arribanzo disfrutando al máximo de las diferentes actividades programadas.
Y es que esta concentración en el corazón del Parque Natural Arribes del Duero ofrece unos atractivos naturales, paisajísticos, gastronómicos y de servicios que son muy de agradecer por parte de los moteros.
Lorenzo Bernardo, uno de los responsables de la concentración, destacó “como muy positivo el incremento del número de participantes en esta tercera edición así como la importante repercusión que tiene en la dinamización social y económica de Fermoselle y pueblos del entorno”.
Fue un fin de semana intenso condimentado con excursiones, degustaciones de productos típicos de la zona, pruebas acrobáticas y espectáculos musicales.
“El Pulijón”, estudiada la petición de los organizadores, se hizo presente en la fiesta motera colaborando de forma desinteresada con diverso  material de cocina para la elaboración de la paella que ofrecieron en el Castillo a todos los inscritos. Por ello, junto a otros colaboradores, “El Pulijón” recibió un obsequio de agradecimiento, recogido por uno de nuestros socios, y que figurará en lugar visible en los locales de la peña.
Dentro de nuestro ideario figura ofertar el apoyo que esté a nuestro alcance a todas aquellas actividades dirigidas a la dinamización de la sociedad fermosellana y a dar a conocer los valores de todo tipo que hacen de Fermoselle un lugar con encanto.

Felicitamos a los organizadores de este evento que tantos seguidores tiene entre los aficionados a las dos ruedas y les animamos que continúen con esta concentración que tanto agrada a las gentes del pueblo.
Agradecemos al fotógrafo y socio del "Pulijón"  Emilio Seco,  la cesión de las imágenes que ilustran la noticia.

sábado, 11 de octubre de 2014

"EL PULIJÓN" RECIBE EL PREMIO “HIJOSDALGOS”
El pasado mes de agosto la Academia de la Hispanidad, con sede en Valladolid, presidida por el poeta fermosellano Alfredo Silva Almeida entregó en el salón de actos de la Casa del Parque los premios a los ganadores del II Concurso Nacional de Poesía “Villa histórica y artística de Fermoselle, capital de los Arribes del Duero” en el que participaron más de setenta poetas aficionados. El acto fue presidido por la Sra. Concejala de Cultura, el Presidente de la Asociación Cultural “El Pulijón” y el fundador de los premios, Silva Almeida.
Además de los poetas de la localidad estuvieron presentes otros de Galicia, Andalucía, Murcia, Madrid y una poetisa de Portugal. Todos ellos recibieron un artístico Diploma que refleja los méritos contraídos para tal distinción.
También se otorgó un premio especial, a título póstumo, a Manuel Rivera Lozano recogido por su hija presente en el acto. Igualmente fueron nominados con el título de “HIJOSDALGOS” por “la aportación de los Valores Humanos, Artísticos y Sociológicos, en bien de la Villa de Fermoselle” la Peña “El Pulijón” y su presidente Alberto Gavilanes Fidalgo.
Al finalizar el acto y en la sesión de fotos para el recuerdo en los jardines de la Casa del parque la poetisa Mª Carmen Martís Eiroa, concursante gallega, ofreció al “Pulijón” un romance dedicado a su bodega como símbolo del resto de bodegas de Fermoselle.

Agradecemos  a la Academia de la Hispanidad este doble reconocimiento que nos anima a seguir trabajando como se viene haciendo desde hace más de cuarenta años.