miércoles, 24 de diciembre de 2014

Llega la NAVIDAD, sí, con mayúsculas. Días de PAZ, AMOR Y FRATERNIDAD. Estos valores tan universales que tan fácilmente se nos olvidan debemos fortalecerlos en esta festividad tan entrañable. Que el Niño que va a nacer  nos ayude en ese propósito.
Romance del Nacimiento
Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,
abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre
en su pesebre ponía,
entre unos animales
que a la sazón allí había,
los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,
festejando el desposorio
que entre tales dos había,
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,
que eran joyas que la esposa
al desposorio traía,
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía:
el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.
San Juan de la Cruz



domingo, 14 de diciembre de 2014

PROGRESO Y TRADICIÓN
Pancarta del Pulijón
Tres palabras que figuraron con letras mayúsculas en la pancarta que la peña “El Pulijón” exhibió durante las fiestas patronales del año 1.985.  No es para menos, pues  por  vez primera  se rompe la tradición fermosellana de celebrar todos los festejos de las fiestas patronales en la plaza de madera que se monta en la plaza mayor. Esto se publicó por aquellos días bajo las siglas de P.G.B:
“La plaza de toros no es un útil de la fiesta, es la fiesta misma renovada cada año. Querer mantener un atípico círculo de tablas y palos no es oponerse al progreso o poner trabas a la modernidad, simplemente es un deseo de perpetuar el espíritu de un pueblo que confuso o no tiene derecho a disponer de su idiosincrasia.
Así como las corrientes más novedosas encuentran gozo en la belleza hiperrealista, la generalidad de nuestro pueblo se embriaga en la estética de un recinto de edificación popular que han heredado de las generaciones que le precedieron. Y aunque todos los miembros de la comunidad deben defender la normativa que antes anunciaba, son las autoridades legítimamente elegidas las encargadas en primera instancia de proteger ese patrimonio.
Desfile del Pulijón por la plaza mayor sin maderas
Aunque nunca con carácter oficial, porque en estos casos no hay otra rueda de prensa que el rumor, la Comisión de Festejos ha querido explicar las razones del cambio de la plaza. Según algunas fuentes, en primer lugar adujeron que el empresario que tradicionalmente ha construido la plaza, pedía un precio muy elevado, sin embargo, este constructor ha negado que haya tenido ningún contacto con esa comisión. Para otros, algún concejal y determinados miembros de esa comisión, esgrimieron el argumento de la inseguridad de la plaza de madera, insistiendo que en años anteriores el técnico encargado nunca ratificó el buen estado de las instalaciones. La fuente antes mencionada niega este extremo y dice estar dispuesto a enseñar los permisos de las pasadas ocasiones.
También hay quien explica esta decisión guiándose de la reducida e incómoda capacidad del coso viejo. Sus detractores replican que el recinto se llenaba pocas veces y que los aficionados de Fermoselle son activos, más entusiastas de participar personalmente en cada momento del espectáculo, que de quedar relegado a la pasividad y al tedio del tendido.
Los del Pulijón en la plaza metálica
Numerosos vecinos, lejos de conformarse con las pocas explicaciones oficiales, entienden que debajo de los pretextos ocasionales, subyacen las verdaderas causas, aventurando muchos de ellos que en la decisión han podido más las rencillas personales que el interés público”.
Como se puede observar nunca estuvo claro el argumento en el que se basó la decisión que tanto malestar causó en una mayoría de las gentes del pueblo.
La Peña “El Pulijón” optó por las dos fórmulas, lo que a la larga nos ha venido a dar la razón. Pueden ser perfectamente compatibles las dos plazas mientras se disponga de la posibilidad de mantener la de madera, ya que la metálica es propiedad del Ayuntamiento.


jueves, 4 de diciembre de 2014

TAL COMO SOIS, TAL COMO SOMOS
Julio César Iglesias, fermosellano y "Maestro de Periodistas"
Julio César Iglesias, periodista y escritor, hijo de D. Julio y Dñª Pilar, ambos maestros en Fermoselle, vivió en la villa hasta pasada su adolescencia. Posteriormente dejó el pueblo para realizar  sus estudios y más tarde ejercer su vida profesional toda ella dedicada a los medios de comunicación. Maestro y referencia en el periodismo español trabajó en el diario AS, en la cadena SER, en RNE y en TVE. Tiene en su haber dos libros con temas deportivos, “El deporte en España” y “La esfera y el guante”. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Periodismo, tres Premios Ondas y dos Antenas de Oro, siendo el gestor del célebre artículo ‘Amancio y la Quinta del Buitre’, que dio origen a la denominación del grupo formado por Pardeza, Sanchís, Martín Vázquez, Butragueño y Míchel, publicado el 14 de noviembre de 1983 en El País.
Recibiendo la "Uva de Oro"
Siempre ha sido amante de Fermoselle y su entorno. En numerosas ocasiones ha visitado la localidad habiendo recibido en 2.008 la “Uva de Oro” en la VII Fiesta de la Vendimia de la que fue pregonero.
Con la peña “El Pulijón” mantiene una relación de amistad, habiendo compartido con sus socios momentos muy emotivos como fue el día que acompañó a su padre D. Julio en la recepción del “Pulijón de Oro” en 1.989. Nuestra asociación se siente orgullosa de tenerle como firmante en el “Libro de Oro”.
Con el chaleco de la Peña
Con motivo del 40 Aniversario de la fundación de la peña nos dedicó el texto que recogemos a continuación para que figurara en la revista que se editó el pasado 2.013.

Entregando trofeos en la Plaza (1985)
“Hace sesenta años, los niños de Fermoselle esperábamos con impaciencia la llegada de dos señales liberadoras. Aparecían después de las dos únicas estaciones que conocíamos: el invierno y el verano. A últimos de agosto, por fin, oíamos un tañido urgente de campana y veíamos acercarse la llama de una antorcha; eran El Pulijón y La Campana Torera. De pronto recuperábamos nuestras conexiones íntimas con la luz y el sonido. Reivindicábamos el espíritu de la fiesta.
Junto a sus padres en el asador del Pulijón (1989)
La peña El Pulijón se inspiró en uno de aquellos símbolos. Desde su fundación ha sido una referencia sentimental, el sistema nervioso conjunto de los fermosellanos que optaron por el exilio y compartieron un distintivo universal de la nostalgia: el impulso de volver. Desde primera hora, sus actividades mantuvieron una imagen de marca; en ellas se vislumbraban la solidaridad, la confianza, la gratitud o la compasión, los sentimientos que hacen posible un buen paisanaje. Más que una sociedad recreativa, fue siempre una conciencia colectiva y, en último término, un timbre de identidad.
Ahora, cuando cumple cuarenta años, reconozcamos también que su tiempo representa todo lo que conseguimos recordar o, mejor dicho, lo que nos negamos a olvidar. Es, por tanto, un hilo conductor que nos une con lo que fuimos y, necesariamente, la explicación de que seamos como somos. Es, además, la prueba de que crecimos en aquella montaña de piedra berroqueña y la de que seguimos tan vivos como entonces.
Por el aire que respiráis, ese aire que compartíamos bajo el sol y bajo la escarcha, permitidme que brinde con vosotros.
A vuestra salud, a mi salud.
A nuestra salud”..

Julio César Iglesias



domingo, 16 de noviembre de 2014

“CORONACIÓN DE LA REINA 1.975”
Durante algunos años y de forma intermitente, fechas antes a las fiestas patronales de Fermoselle se realizaba la elección de  la “Reina de las Fiestas y su  Corte de Honor” entre las jóvenes que voluntariamente se presentaban al certamen. Era una actividad del gusto de la gente y concitaba a buena parte del pueblo al acto de su proclamación. Como testimonio de ello rescatamos un artículo aparecido el mes de agosto de 1.975 en “El Correo de Zamora” titulado “CORONACIÓN DE LA REINA”. Dice así:
Reina de las Fiestas y Damas de Honor en 1.975
“A las ocho de la tarde del sábado, una vez finalizada la misa solemne, se iniciaba el desfile de la artística carroza en la que instalaba su trono la Reina de las Fiestas, María de los Ángeles Martín Garzón, acompañada por su corte de honor, integrada por Raquel Bragado Vaquero, Bella Borges Gómez, Diamantina Ramos, Encarnación Seisdedos Bragado, Aurora Veloso Fernández y María de los Ángeles Pintado.
Reina y damas realzaban su espléndida belleza y juventud con primorosos trajes de ceremonia y correspondían a la admiración y aclamaciones del público con lanzamiento de serpentinas, cofeti y caramelos.
En la Plaza Mayor, reina y damas descendieron de la carroza y se dirigieron a la Casa Consistorial a cuya entrada recibieron el homenaje del Ayuntamiento y de la Comisión de Festejos. El presidente de ésta, don Ángel Díez Serrano, coronó a María de los Ángeles Martín Garzón, en el balcón principal del Ayuntamiento y entregó las correspondientes bandas a sus damas de honor mientras se escuchaban entusiastas aclamaciones de la multitud agolpada en la plaza.
Ya investida de sus atributos, la gentil reina entregó numerosos trofeos a los ganadores de los diversos concursos deportivos y recreativos, organizados durante la semana precedente por la Gran Peña Taurina “El Pulijón”, asociación esta que se ha erigido en la gran animadora de las fiestas”.
Clarificadora descripción de uno de los actos centrales de las otroras fiestas fermosellanas.
Peña "El Pulijón en 1.974
Como curiosidades entresacadas de  las respectivas entrevistas destacamos que: a Encarnación Seisdedos le gustaría ser torera y que lleva dos años corriendo los encierros delante de los toros; Aurora Veloso pertenece a un equipo de balonmano; María de los Ángeles Pintado monta a caballo y practica en Laredo; Bella Borges representó a la comarca de Sayago en un “Día de la Provincia” y María de los Ángeles Martín lució en una de las novilladas una mantilla blanca que utilizó su madre en la primera comunión.

Y añadimos como complemento: el puesto de alcalde lo ostentaba D. Gonzalo Martín Flores; la Reina de las Fiestas era hija de la conocida familia propietaria de la línea de viajeros “El Oeste Zamorano” y “Viajes Alfa”. Por último, la peña “El Pulijón” participaba por segundo año en las fiestas de la localidad.

sábado, 8 de noviembre de 2014

TODOS LOS SANTOS Y DIFUNTOS EN FERMOSELLE
Todos los Santos, el primero de noviembre, es una fiesta dedicada al recuerdo de los antepasados. En sus inicios, el cristianismo trasladó la fiesta de los difuntos a la primavera, ya que se vinculaba a la creencia en la resurrección, celebrando la fiesta de los Mártires poco después de la Pascua. Pero la fuerte tradición anterior, básicamente en los países de cultura celta, acabó devolviendo la fiesta al otoño, en forma de doble festividad. Por un lado, desde principios del siglo IX se celebra la fiesta de Todos los Santos, dedicada a todos aquellos que por su comportamiento en vida han ganado un lugar en el paraíso, el 1 de noviembre. En el siglo XI, el orden monástico de Cluny creó el día de Conmemoración de los Fieles Difuntos con el fin de rogar por todos los muertos. Popularmente, el conjunto de ambas fiestas tomó la denominación genérica de Todos los Santos.
En Fermoselle se mantiene intacta la tradición de recordar a los fallecidos en estos días otoñales. Las vísperas se dedican a arreglar y adornar con sumo esmero las tumbas de familiares o amigos. Son muy pocas las que ofrecen un ostensible estado de abandono lo que no resta a la bella estampa que ofrece el cementerio. La tarde de “Todos los Santos” el párroco preside una procesión seguida por numerosos fieles recorriendo el camposanto haciendo varias paradas para rezar los correspondientes responsos.
Nuestro cementerio, de propiedad parroquial, es de planta rectangular. Se encuentra situado a la vera de la carretera de Fermoselle a Bemposta (Portugal) a unas centenas de  metros de la villa, al final de la Portilla. Se divide en ocho cuartos o cuarteles, cada uno con su nombre: San José, San Antonio, San Isidoro. Otros están ilegibles. Para circular por él se hace a través de cuatro calles a lo largo y otras tantas a lo ancho. Dispone de tres puertas de acceso (una desde la ermita), y otra en la parte de atrás exclusivamente  para evacuar desperdicios. También dispone de dos puntos de agua.
Lo conforman sepulturas muy antiguas junto a otras nuevas, desde las más sencillas de tierra, pasando por nichos y panteones familiares de mármol o granito. En algunos de los cuarteles hacen acto de presencia los típicos cipreses. Desde hace unos años la parroquia construye nichos adosados de tres habitáculos que se adquieren con cierta rapidez.
Adosada al camposanto se levanta  la ermita de la Soledad, de estilo románico y de una sola nave. Junto a la capilla mayor se conserva una puerta originaria de curiosos modillones con cabezas humanas esculpidas que da acceso al cementerio.
Piedra saliente en la espadaña
Ermita de la soledad
La espadaña presenta una gran losa de piedra que sobresale de su sitio en el frontal prácticamente en el aire y según se cuenta fue un rayo que cayó sobre la ermita quien la movió y que por milagro no se precipitó sobre el tejado inferior.

Junto a la ermita, en el exterior,  hay varias cruces de piedra que formaban parte de un antiguo viacrucis. Hasta hace unos años recogía durante el año un Cristo  yacente articulado  del s. XVII conocido como Nuestro Señor de la Urna y que por seguridad se depositó en la parroquial de la Asunción.
Sería conveniente, entre otras mejoras, reparar el firme de las calles y las cartelas de los cuarteles.

jueves, 23 de octubre de 2014

EL PULIJÓN, FERMOSELLE Y TORDESILLAS UNIDOS POR EL FOLCLORE
Gran visión de la oportunidad ha demostrado tener el Grupo de Danzas “Juana I de Castilla”  con el montaje de la “II Exposición de Trajes Regionales” en las Casas del Tratado de Tordesillas. La pasada edición, con una duración de solo dos días, impidió a mucha gente interesada por estos temas asistir a tan interesante muestra.
En esta ocasión cientos de personas han pasado por las Casas del Tratado para introducirse en el mundo de la indumentaria tradicional de Tordesillas, Valladolid y provincias limítrofes aprendiendo y disfrutando del material tan diverso como se exhibe en la sala.
Y estamos aquí para decir que Fermoselle también se ha hecho presente en esta muestra dada la relación tan estrecha existente entre el grupo tordesillano y la Peña El Pulijón. En varias ocasiones se ha practicado el intercambio folclórico entre ambas localidades. El grupo “Juana I de Castilla”, tanto su sección infantil como la de mayores, han actuado en la plaza mayor de Fermoselle; igualmente  el grupo de Tamborileros “Juan de la Encina” han tomado parte en reuniones folclóricas en Tordesillas, así como en pasacalles y festivales. 
Todo ello ha servido para que a través de miembros del Pulijón se hayan rescatado algunas piezas de la vestimenta tradicional fermosellana para mostrarla y darla a conocer a cuantos pasan durante estos días por la sala de exposiciones.
Dos antiquísimos rodaos, una saya, enaguas y camisones, una capa charra, un traje de hombre y otro de mujer completos, material impreso, collares y pendientes junto a  instrumentos de percusión conforman un elenco de “joyas” que hablan de la riqueza folclórica de la zona de los Arribes destacando  la antigüedad y la ornamentación de uno de los rodaos propiedad de  las hermanas Esther y Alice.

La provincia de Zamora también estuvo representada por una colección de trajes de la comarca de Aliste y que han llamado mucho la atención.

El Pulijón, que también ha aportado dos maniquíes a la infraestructura que conlleva este tipo de actividad, quiere mostrar su agradecimiento a las organizadoras por darnos la oportunidad de que se hable de Fermoselle en esta magnífica y completísima exposición que está recibiendo tantos comentarios positivos de los visitantes.
1.884…LA FILOXERA LLEGA A FERMOSELLE
Hace unos días se dio por terminada la vendimia en Fermoselle con una cosecha muy aceptable, a decir de los viticultores. Pero no siempre fue así. Echando la vista atrás, finalizando el siglo XIX se produjo un incidente considerado una verdadera catástrofe para el viñedo de la zona. Nos referimos a la llegada e invasión de la filoxera.
Avance de la filoxera en la Península Ibérica
La filoxera de la vid es el nombre común de un insecto hemíptero que se alimenta de las hojas y raíces de la vid donde parasita. Su origen se sitúa en Estados Unidos. Los primeros focos de la plaga en Europa se dieron en Francia en 1.863.
Su entrada en la Península Ibérica se produjo durante los años 1.870 en tres focos: Oporto, Málaga y Gerona. Los dos primeros debido a la importación de pies americanos.
Los primeros brotes de la plaga en la cuenca del Duero tuvieron lugar en el pueblo portugués de Gouvinhas. En 1.884 llega a la frontera española de los Arribes penetrando a través de Fermoselle. La difusión de la plaga filoxérica y sus consecuencias en la parte española de la cuenca del Duero ha sido tratada de forma general por Huetz de Lemps (1967) y en el caso particular de Fermoselle por González-Caldero (1992). No hay unanimidad a la hora de fijar la fecha en que fue detectada la filoxera en Fermoselle. Huetz de Lemps da como probable el año 1884, aunque Garrido opina que se introdujo en 1888. Sea como fuere, lo cierto es que la plaga avanzó río arriba en los años siguientes llegando a Toro en 1892. Se puede decir que la difusión de la plaga sobre los viñedos del Duero fue bastante lenta ya que tardó unos 25 años en recorrer el tramo comprendido entre Fermoselle y Aranda.
Mª Elisa González–Moro Zincke y Jesús Caldero Fernández escriben sobre “EL CULTIVO DEL VIÑEDO EN FERMOSELLE”:
Situación en Fermoselle
“La coyuntura más favorable para el viñedo de Fermoselle surgió cuando los viñedos franceses fueron invadidos por la filoxera a partir de 1865 y como consecuencia de ello Francia demanda vinos españoles. La inauguración de la línea de ferrocarril Medina del Campo-Zamora en 1864 aportará beneficios a Fermoselle, pues a través de él saldrán  los vinos de Tierra del Vino y Fermoselle hacia Francia y otras regiones españolas. Sin embargo, esta favorable situación que aumentó el precio del vino y estimuló, por lo tanto,  la producción no duró mucho. A partir de 1885-86 la filoxera invade y destruye el viñedo de Fermoselle, principal base de su desarrollo económico, y provoca una fuerte crisis de la que se recuperará posteriormente, pues en 1912, según el periódico Heraldo de Zamora, la cosecha fue muy abundante y el vino exquisito y todos los días llegaban multitud de carros y caballerías de los pueblos limítrofes, Zamora y Toro para transportar grandes partidas de uvas.
La inauguración  del puente de Requejo, conocido popularmente como puente de Pino, en 1914 en la carretera Fonfría—Ledesma también repercutió favorablemente, pues a través de él llegaban numerosos vehículos del partido de Alcañices para surtirse de vino.
Vendimia 2.014
Uvas de Fermoselle
La reducción del viñedo en Tierra del Vino y en otras zonas de la Cuenca del Duero como consecuencia de la transformación de las antiguas viñas, destruidas por la filoxera, en tierras de cereal,  favoreció el vino de Fermoselle, pues su área de venta se extendió a Zamora, a otras ciudades de dicha Cuenca y a partir de  1940 a Galicia y Norte de España. Con el fin de mejorar el  tipo de vino, acomodándolo a las exigencias de estas dos últimas regiones tradicionalmente degustadoras de caldos más claros y finos, se inició un proceso de sustitución de las variedades Tinta Madrid y Tinta Mollar, que producían un vino grueso y de fuerte coloración, por las variedades Juan García y Rufete y un movimiento cooperativista que se tradujo en la fundación de la Cooperativa Virgen de la Bandera en 1960. La consecuencia de estos nuevos mercados estimuló el ritmo de plantación de nuevas viñas. Así, por ejemplo, desde 1935 a 1955  se plantaron en Fermoselle en cada quinquenio más de 100 hectáreas”.


lunes, 13 de octubre de 2014

"A VUELAPLUMA"
LOS TOROS DE FERMOSELLE
Luis Cortés Vázquez nació en Caravaca de la Cruz (Murcia) el año 1.924 falleciendo en Salamanca en 1.990. Pasó su niñez y juventud  en Zamora y Salamanca. Filólogo, investigador de las artes populares  e historiador destacó por su labor en la Universidad de Salamanca, donde ejerció la docencia durante más de treinta años. Cortés publicó numerosos artículos y ensayos sobre el arte de la ciudad de Salamanca además de analizar dialectos como el Leonés o situar a Salamanca en un contexto literario e histórico. También sobresalió  como fotógrafo y cineasta documental. Tuvo una gran relación con Fermoselle, pues su abuelo  Leocadio Vázquez Coello ejerció como boticario en la localidad. Entre sus obras reseñamos “Donde Sayago termina…FERMOSELLE” 
De esta obra trascribimos el texto dedicado a LOS TOROS escrito en torno al año 1.947. “Para verificar estos encierros del lunes y del martes, todas las bocacalles del recorrido, se habían taponado con carros y cancillas, aunque no faltaba año en que algún toro se escapaba. Y aún ciertamente se provocaba por los mozos, con lo que  aumentaba la emoción por el peligro, y se hacía repicar incesantemente a la campana concejil, dando cuenta de él.
Constituyen los encierros, sin duda alguna, la más bella estampa de los toros fermosellanos, con el mocerío que corre ante los bichos, llevando el rojo pañuelo chulapo en torno al cuello, sin que falten jamás algunas mocitas decididas y valientes. El paso bajo el Arco, enfilando la bajada final, hacia la Plaza, resulta de una belleza inolvidable.
Pero tiene mayor emoción y hondura, el grupo de viejas mujeres que, encaramadas sobre las Peñas de las Fontanicas, chillan estridentemente al paso del tropel humano y animal: mozos, caballistas, toros y cabestros, que remueven en sus entrañas, ya próximas a hallar reposo en la tierra, vivencias juveniles que cada año en estos días, mientras aliente un soplo de vida en ellas, remueven su sangre transformándola en grito.
Pasan los siete toros cada día, arropados por casi otros tantos mansos, precedidos y seguidos por la juvenil marea humana, hasta dar con todos en la plaza, donde tras las dificultades y apuros, cada año renovados, quedan entorilados los morlacos.
Viene una pausa hasta las diez, que se aprovecha para almorzar, y vuelta a la plaza para verificar la prueba, y elegir el toro que, por la tarde en la corrida, se lidiará en último lugar al ser designado toro de muerte, por más bravo”.

domingo, 12 de octubre de 2014

EL PULIJÓN CON 
“MOTOFOLLACOS 2014”
Finalizando el mes de septiembre se celebró en Fermoselle la III Concentración Motorista “Motofollacos 2014”. Los organizadores trabajaron con mucha seriedad para que esta edición fuera del gusto de participantes y espectadores habiéndose conseguido con creces ese objetivo. Prueba de ello fue el numeroso público que se congregó en la Villa del arribanzo disfrutando al máximo de las diferentes actividades programadas.
Y es que esta concentración en el corazón del Parque Natural Arribes del Duero ofrece unos atractivos naturales, paisajísticos, gastronómicos y de servicios que son muy de agradecer por parte de los moteros.
Lorenzo Bernardo, uno de los responsables de la concentración, destacó “como muy positivo el incremento del número de participantes en esta tercera edición así como la importante repercusión que tiene en la dinamización social y económica de Fermoselle y pueblos del entorno”.
Fue un fin de semana intenso condimentado con excursiones, degustaciones de productos típicos de la zona, pruebas acrobáticas y espectáculos musicales.
“El Pulijón”, estudiada la petición de los organizadores, se hizo presente en la fiesta motera colaborando de forma desinteresada con diverso  material de cocina para la elaboración de la paella que ofrecieron en el Castillo a todos los inscritos. Por ello, junto a otros colaboradores, “El Pulijón” recibió un obsequio de agradecimiento, recogido por uno de nuestros socios, y que figurará en lugar visible en los locales de la peña.
Dentro de nuestro ideario figura ofertar el apoyo que esté a nuestro alcance a todas aquellas actividades dirigidas a la dinamización de la sociedad fermosellana y a dar a conocer los valores de todo tipo que hacen de Fermoselle un lugar con encanto.

Felicitamos a los organizadores de este evento que tantos seguidores tiene entre los aficionados a las dos ruedas y les animamos que continúen con esta concentración que tanto agrada a las gentes del pueblo.
Agradecemos al fotógrafo y socio del "Pulijón"  Emilio Seco,  la cesión de las imágenes que ilustran la noticia.

sábado, 11 de octubre de 2014

"EL PULIJÓN" RECIBE EL PREMIO “HIJOSDALGOS”
El pasado mes de agosto la Academia de la Hispanidad, con sede en Valladolid, presidida por el poeta fermosellano Alfredo Silva Almeida entregó en el salón de actos de la Casa del Parque los premios a los ganadores del II Concurso Nacional de Poesía “Villa histórica y artística de Fermoselle, capital de los Arribes del Duero” en el que participaron más de setenta poetas aficionados. El acto fue presidido por la Sra. Concejala de Cultura, el Presidente de la Asociación Cultural “El Pulijón” y el fundador de los premios, Silva Almeida.
Además de los poetas de la localidad estuvieron presentes otros de Galicia, Andalucía, Murcia, Madrid y una poetisa de Portugal. Todos ellos recibieron un artístico Diploma que refleja los méritos contraídos para tal distinción.
También se otorgó un premio especial, a título póstumo, a Manuel Rivera Lozano recogido por su hija presente en el acto. Igualmente fueron nominados con el título de “HIJOSDALGOS” por “la aportación de los Valores Humanos, Artísticos y Sociológicos, en bien de la Villa de Fermoselle” la Peña “El Pulijón” y su presidente Alberto Gavilanes Fidalgo.
Al finalizar el acto y en la sesión de fotos para el recuerdo en los jardines de la Casa del parque la poetisa Mª Carmen Martís Eiroa, concursante gallega, ofreció al “Pulijón” un romance dedicado a su bodega como símbolo del resto de bodegas de Fermoselle.

Agradecemos  a la Academia de la Hispanidad este doble reconocimiento que nos anima a seguir trabajando como se viene haciendo desde hace más de cuarenta años.