jueves, 17 de octubre de 2013

¡Hay que ver! ¡Cómo pasa la vida ¡

Me parece que fue ayer,
cuarenta años, dicen… que han pasado.

¡Hay que ver!...
¡Cómo pasa la vida ¡
Hemos visto la vida pasar.

Cuando… con toda la ilusión,
empeño, esfuerzo y dedicación,
gentes de este lugar,
reunidos en bar o en casa particular,
quijotes, al fin y al cabo,
como de un cuento sacados,
han visto la vida pasar.

¡Hay que ver!
¡Cómo pasa la vida ¡
Hace cuarenta años,
desde lejos,…
una nueva realidad, quisieron forjar,
un nuevo horizonte intentaban dibujar.

Hay que ver la vida pasar;
conformar una cuadrilla,
que…,
sin alharacas ni notoriedad,
fuera protagonista de las fiestas
en este hermoso lugar.

¡Hay que ver!
¡Cómo pasa la vida ¡

Cada año,… por ahora,
todos los años,… sin faltar,
trabajando codo a codo,
disfrutando sin igual,
convertir, en Fermoselle,
el lugar, de ellos natal,
sus sueños,… en realidad.

¡Hay que ver!,…
Han visto la vida pasar.

Cual,… fermosellanos de “pro”.
se bautizaron “El Pulijón”
emblema de luz, raíces y tradición,
antepusieron “Gran Peña Taurina” y
“Fermosellana” de colofón.
¡Hay que ver!
¡Hemos visto, la vida pasar¡

Solo la ilusión, el esfuerzo y el tesón
nos permiten entender que,
cuarenta años después,
y… parece que fue ayer,
estando en Basoselay,
iniciaran su andadura,
comenzaran su planificación.
¡Hay que ver!
¡Cómo pasa la vida ¡
Hemos visto la vida pasar.

Solo la ilusión, el esfuerzo y el tesón
me permiten entender que,
cuarenta años después,
tengan aún un tesoro por hallar,…
en este su largo peregrinar.

¡Hay que ver!
¡Han visto la vida pasar¡

Escondidos tras la luna
moviéndose, quizá, entre brumas,
desde allí os están mirando,
entre bambalinas y aplausos,
los que en el camino han quedado
pues…, de todos,… este es su legado,
de todos, su supervivencia
para todos,… esta recompensa.
Cuarenta años han pasado
y,… parece que fue ayer

¡Hay que ver!
¡Cómo pasa la vida ¡
Hemos de ver la vida pasar.
Desde el sentimiento,
desde la emoción,
desde el fondo del corazón,
aunque las fuerzas, a veces,… fallen
aunque la vida y las cosas cambien,
mantened esa viveza,… esa ilusión,
ese espíritu de colaboración.
Que no os venza el cansancio,
que no triunfe el desencanto,
que no cunda desazón,
continuad adelante,
con pasión, esfuerzo y dedicación;
cual luz que ilumina vuestra vida,
cual “Pulijón” bien armado
por alcanzar…, vuestro sueño dorado.

Cuarenta años han pasado
y parece que fue ayer.

¡Hay que ver! …
¡Cómo pasa la vida ¡
Hemos de ver la vida pasar.

El esfuerzo tiene recompensa,
cuarenta años,… no son nada.
¡Vamos a por otros cuarenta!

Va por ustedes:
 Gran Peña Taurina Fermosellana “El Pulijón”

Autor: Tarabillamix

 Con motivo del 40 ANIVERSARIO de nuestra Peña se solicitaron aportaciones literarias para la revista. José Manuel Bartolomé nos envió este poema que lo presentó en el "Atardecer Literario". Lleno de sonoridad y sentimientos. Gracias, Jose, por plasmar con tanta realidad el caminar del Pulijón durante este periodo de tiempo.


viernes, 4 de octubre de 2013

ENCUENTROS EN EL CAMINO
Resulta que la Asociación del Camino de Santiago del Sureste en Valladolid tiene entre sus miembros a unos cuantos fermosellanos del Pulijón, entre otros, a su presidente Alberto Gavilanes. Una de las actividades de esta asociación es realizar etapas por los diferentes Rutas Jacobeas existentes en España. Ahora andan metidos de lleno en la de la Vía de la Plata. 
Así, el sábado pasado, tocaba salir de Zamora y llegar a Montamarta. Con un inicio infernal desde la Puerta de la Feria zamorana, debido a la tromba de agua que caía a las 9 de la mañana, los 55 peregrinos participantes en esta ocasión enfilaron la “cuesta de San Lázaro” en dirección a Roales del Pan. Pasada esta localidad y en un trayecto que discurre por la N-630 un coche negro estaciona junto al arcén y aparece Begoña con su hija Ania que se encaminaban a León donde inicia sus estudios de veterinaria. Algunos de los caminantes no daban crédito al hecho de encontrarse varios “pulijoneros” en una vía que nada tiene que ver con Fermoselle. 
Mientras trascurrieron un par de minutos de breve conversación, pasó por el mismo punto la directora del colegio de Fermoselle, Sara, quien de inmediato se puso en contacto telefónicamente con Begoña interesándose por si se había producido algún incidente. No era el caso. Viene todo esto a cuento del dicho que los fermosellanos se encuentran hasta en la luna…pues fueron los primeros en llegar.  
"FOLLACOS 2013" EN EL PULIJÓN
Según nos informa nuestro corresponsal Roberto Fariza, la «II Concentración Motera Follacos 2013», organizada en Fermoselle por tres jóvenes de la localidad (Lorenzo Bernardo, Alfredo Vieira y Luis Martín) ,dispuestos a dinamizar la vida en el pueblo, ha contado con cerca de 200 participantes venidos de diferentes puntos de España, los más numerosos de Cáceres.
Las inscripciones se realizaron en la Plaza Mayor, punto de inicio de todas las actividades. El sábado por la mañana se visitó la bodega del Pulijón haciendo de guía el propio Roberto. Todos los participantes quedaron sorprendidos de estas construcciones subterráneas. A continuación se pasó a la zona del asador para celebrar una cata. El patrocinador había decorado con gusto la estancia lo que aportó un toque exclusivo a la actividad. El encargado de dirigir la cata fue el Ingeniero Agrónomo de la bodega de Villarino que comercializa el vino Harley, propiedad de un bodeguero bilbaíno que tiene alquilada parte de la Bodega Cooperativa de la localidad salmantina. Dio una charla sobre este caldo que curiosamente lleva el nombre de una marca de motos. El vino está elaborado con uvas de la variedad autóctona Juan García (90 %) y de Bruñal (10%), uva que está muy de moda en la zona y que en Fermoselle se la denomina Bastardillo. A decir de los catadores el “vino estaba muy bueno y rico, con color, olor y sabor muy característicos”.
A la hora del mediodía disfrutaron de una sabrosa paella, en el Castillo, cocinada por Santi, propietario de la Casa del Regidor utilizando las paelleras del Pulijón.
Por la tarde se acercaron a la localidad de Fornillos para visitar la fábrica de mermeladas y a Pinilla donde degustaron unas variadas tapas acompañadas con limonada y vino de la zona en el bar restaurante “Rincón del Duero”. Avanzada la tarde y en la calle del Seco que se encontraba abarrotada de espectadores el zamorano Raúl Triple demostró su habilidad con una espectacular exhibición acrobática. Se cerró la jornada del sábado con un asado de carne sobre las parrillas del Pulijón en la plaza de toros y la actuación de los DJs el PEKE y AGUS, este último de Fermoselle, alargándose la fiesta hasta bien entrada la madrugada.

El domingo arrancó con un suculento desayuno en el bar “España” y posteriormente se inició la ruta motera hacia Fariza con degustación de queso y vino en la quesería  la FAYA. De vuelta a Fermoselle para pasar por la Bodega Cooperativa Virgen de la Bandera con prueba del vino Borbón  y aceite de los Arribes. Concluyó el fin de semana motero con la entrega de premios y con la vista puesta ya en el pró


ximo año.