martes, 21 de mayo de 2013

SANTA CRUZ EN FERMOSELLE
Es fiesta mayor en Fermoselle. Se celebra la ROMERÍA DE SANTA CRUZ. Este día todo se para -es fiesta local- y el pueblo se lanza de lleno al jolgorio. Como dice un joven de la localidad “el día de Santa Cruz es el día más grande y salvaje del año”. Es lunes de Pentecostés y la madrugada se ofrece fría con amenaza de lluvia. Los más madrugadores se han acercado hasta la ermita para coger sitio, aunque algunos grupos ya lo han preparado los días anteriores. 
La comitiva oficial sale desde la plaza mayor a media mañana. Los tamborileros del Juan de la Encina abren el cortejo, seguidos por las mayordomas, parte de la corporación municipal presidida por el Sr. alcalde y un numeroso grupo de vecinos. El sonido de las gaitas y tamboriles hizo llevadero el largo recorrido hasta la sencilla ermita del Cristo del Pino. Al llegar a la explanada el olor a churros y chocolate se hacía notar en el ambiente. Antes de degustarlos se asiste a la misa que oficia el párroco y que es seguida con el templo totalmente abarrotado. 
Todos los romeros continúan con los cánticos y bailes amenizados por la charanga de Bernardino & Cía. Es inevitable el tradicional “Señora María, ¿está hecho el chocolate?" Y a correr el hombre detrás de la mujer intentando darle caza. Los niños se lo pasan a lo grande con los juegos que organizan y dirigen las chicas de la Cruz Roja local.
Las horas centrales del día discurren en torno a los platos gastronómicos preparados para la ocasión. Este rato se aprovecha para degustar los menús y la bebida de otros grupos de conocidos entre chistes y chascarrillos.
Se aproxima la tarde y comienzan los preparativos para los “asaos”. Los manojos, los tocorros y la leña de encina arden con intensidad. Mientras, en el entorno de la ermita alternan los pasodobles con las jotas bailadas a la perfección por residentes y los venidos del exterior que han sido muchos. 
Ya está todo preparado. Las costillas, los chuletones, la panceta y los chorizos frescos se acumulan sobre las parrillas. El humo y la aroma a carne asada envuelven al gentío que se arremolina en torno a las fogatas. No puede faltar el rociado con el chirri. Vuelta, vuelta y al plato o directamente al pan como a la antigua usanza. Hay que chuparse los dedos mientras se da cuenta de los apreciados vinos de las bodegas fermosellanas. Todo exquisito entre el verdor de esta larga primavera que hace de Fermoselle un vergel. 
Los tamborileros no cesan en su actividad e invitan al gentío a marcarse los últimos pasos de bailes típico de la zona. Y de esta guisa se inicia el regreso a la localidad. El sol se va perdiendo en el horizonte. Una hilera interminable de vehículos adornados para la fiesta y rodeados de romeros eufóricos de dirigen lentamente hasta la zona de la Portilla. Aquí ya es el no va más. Desde que aparecen las primeras casas hasta la plaza mayor el reloj se detiene. No hay prisa por llegar y sí muchas ganas de disfrutar. Cánticos, saltos, apretones, sudor, vaivenes, jóvenes, niños, adultos…todo al son de “Venimos de Santa Cruz, olé, olé, de comer una merienda, de pura rica que estaba, olé, olé, no nos ha sobrado nada…” Se llega a la plaza ya de noche. Los más jóvenes aun continuarán al ritmo de la discomovida artesanal. 
Gracias a Sara Garrido por las fotos.
video

video
Así finaliza la romería de Santa Cruz 2.013, día grande en Fermoselle. Hasta el próximo año.

miércoles, 15 de mayo de 2013


FIN DEL CURSO DE COCINA
Ayer, 14 de mayo, víspera de San Isidro, finalizó el curso de conservas alimentarias financiado por COAG, que fue solicitado por la asociación de mujeres AMFER, y que se ha llevado a cabo en las instalaciones del PULIJON. Después de todas las clases teórico-prácticas, el curso ha sido valorado como muy interesante y enriquecedor por parte de la veintena de alumnas asistentes. 

Cada día, los lunes y martes, como verdaderas profesionales, han elaborado tartas, licores, mermeladas, compotas y un largo muestrario de recetas culinarias que harían las delicias de cualquier gourmet que se precie. La última jornada, y como clausura del curso, presentaron una opípara cena a base de pastel salado de paté de atún, pinchos morunos al estilo del ya desaparecido bar de los Mellizos, langostinos guisados, junto a los escabeches y tartas que habían preparado el día anterior. En la sobremesa se entregaron los diplomas de asistencia y aprovechamiento a las alumnas, mientras éstas agasajaron con un obsequio de recuerdo a la profesora Mar por su buen trabajo y profesionalidad.



Desde la Peña El Pulijón, que también ha puesto su granito de arena para que todo resultase bien, felicitamos a las alumnas y a la profesora, deseándoles que pongan en práctica lo aprendido para disfrute de sus familiares y amigos.











sábado, 4 de mayo de 2013

ACASSE-VA EN FERMOSELLE
Nuestro presidente, Alberto, miembro activo de ACASSE-VA, nos envía la siguiente crónica sobre la marcha de senderismo realizada en Fermoselle el pasado domingo, día 28 de abril.
Miembros de ACASSE-VA
"ACASSE-VA (Asociación del Camino de Santiago del Sureste en Valladolid) no descansa. El pasado domingo 28 de abril nos desplazamos a Fermoselle para participar en la XII Marcha de Senderismo por Los Arribes del Duero, organizada por la Asociación Cultural de Tamborileros «Juan de la Encina», de Fermoselle.
Los organizadores
Sin duda alguna, esta marcha que ACASSE-VA prepara por segundo año consecutivo, supone un gran atractivo ya que 114 caminantes de Tordesillas y sus alrededores se animaron a realizarla, a pesar de que las previsiones meteorológicas no invitaban a ello.
Preparados para salir
Peregrinos en Fermoselle
A las 7:30 de la mañana partimos de Tordesillas y después de dos horas de viaje llegamos a nuestro destino, Fermoselle, capital de Los Arribes del Duero. Nada más bajar del autocar nos entregaron un detalle de la organización y el avituallamiento para la marcha, y desde ese momento pudimos ver que el día prometía. Un total de 450 caminantes se ambientaban en la zona de Las Eras tomando un chupito de licor café acompañado de un periquillo (dulce típico de Fermoselle) y por supuesto todo amenizado con la música de los tamborileros del grupo Juan de la Encina. Entre los participantes de ACASSE-VA  contábamos con la presencia del alcalde de Tordesillas, José Antonio González, la alcaldesa de Vega de Valdetronco, Lourdes Gómez y la concejala de San Pedro Latarce Soraya Canal, que fueron presentados por el vicepresidente de ACASSE-VA  el fermosellano Antonio Gavilanes al alcalde  de Fermoselle Alejandro.
Ángel y Antonio en el Marqués Liseda
¡Esto es ÚNICO!
Con todo preparado y animado, y un tiempo sorprendentemente bueno para lo que se esperaba, comenzaba la marcha. Tras un kilómetro de recorrido urbano los expedicionarios dejaron el pueblo por la zona del Matadero y caminaron hacia el río Duero para luego ascender por las denominadas escaleras a la caseta de los Carabineros y hacia la ermita de Santa Cruz, entrando luego a la villa por la zona de la Portilla. Fueron doce kilómetros que se hicieron especialmente serios para algunos en la segunda mitad, con los repechos del ascenso hacia la ermita con un desnivel de hasta el 30 %. De hecho, algunos caminantes se rindieron antes del final del trecho y fueron recogidos por Cruz Roja, debidamente instalada en determinados puntos de la ruta.
 Juana I de Castilla (Tordesillas)
Con mucho "aire"
La marcha culminó con el regreso a Fermoselle, recuperando energías primero en los bares del pueblo degustando los típicos pinchos de jamón, ancas de rana y champiñón y después en el restaurante Marqués de La Liseda, donde comimos patatas con bacalao y carne guisada, ofrecida por la organización de la marcha.
Alfredo, Bustos y Cía
Tras la comida llegó el momento de la expresión de la danza y del folclore, a cargo del grupo de Tamborileros Juan de la Encina, y también del grupo Tordesillano Juana I de Castilla. Las actuaciones tuvieron lugar en la Plaza Mayor y fueron seguidas, a pesar del inclemente clima, por un nutrido grupo de caminantes que apuraban sus últimas horas en la Capital de Los Arribes.
Luis Pedraza en El Pulijón

Danzantes, invitados y socios de Juan de la Encina se reunieron en la Peña El Pulijón (sociedad que colabora económicamente y cediendo gratuitamente sus domicilio social a la organización) en la que degustaron productos típicos de Fermoselle y compartieron fiesta, alegría y música (El Mariquelo, Alfredo, Bustos y su escuela de Folclore, Luis Pedraza, Los tamborileros de Fermoselle, etc) hasta bien entrada la noche.
video
En conclusión, un balance positivo con una marcha de senderismo por un paraje inigualable y un ambiente extraordinario entre los participantes de ACASSE-VA y compañeros de "camino".