miércoles, 28 de noviembre de 2012

LOS TAMBORILEROS DE FERMOSELLE EN RTVCYL
Todo ha salido según se esperaba, es decir, cumpliendo como verdaderos “profesionales”  y sacando el compromiso adelante con una gran dignidad. Aceptada por parte de La Asociación de Tamborileros “Juan del Encina” de Fermoselle la invitación de Televisión de Castilla y León (RTVCYL) para participar en el programa en directo “VAMOS A VER”, hoy se ha hecho realidad. A las tres y media de la tarde, hora de la convocatoria, se presentaron en los estudios de Valladolid siete tamborileros y dos mujeres del grupo de danzas, una de ellas profesora de los niños de la Asociación Infantil Etnográfica “Ocellum Duri” y responsable del curso de pandereta que se imparte en la Escuela de Fermoselle.  Apoyó con su presencia Alberto Gavilanes, presidente de la Asociación “El Pulijón” que llegó desde Tordesillas y que hizo las veces de reportero gráfico. Los nervios producidos por lo “desconocido” desaparecieron gracias a la acogida de cercanía ofrecida  por  Miriam y Álvaro, los presentadores, y por Fernando, el regidor. Muchas gracias por esa sencillez y el don de gentes. Los primeros minutos, mientras se organizaba por los técnicos  todo lo relativo al funcionamiento del programa se tuvo tiempo para adecuarse al plató y hacer un ensayo previo que produjo agradables sensaciones.
Se inició la intervención con una brevísima entrevista a Ángel Marcos, Presidente de los Tamborileros y a Antonio, miembro del grupo, sobre las actividades de la asociación. Acto seguido, Ángel “Linos” desgranó con suma maestría la JOTA DE FERMOSELLE  bailada por Lorena, Flor, Agustín y Jose Mari marcando a la perfección los tiempos de cada paso lo que provocó merecidos aplausos de los asistentes.
Mediado el programa se preparan para la segunda actuación. Ahora es Ángel Marcos quien toma la gaita y el tamboril para interpretar el CHARRO Y JOTA DE PALAZUELO DE SAYAGO. Repiten las dos parejas de baile acompañándose de sus castañuelas. Tamborilero y danzantes se compenetran de tal manera y lo hacen tan bien que todos quedan con ganas de más.
Para rematar la excelente actuación ahí están los tamborileros. Ataviados con una escrupulosa vestimenta tradicional de la zona y  dando un colorido especial al escenario se sueltan una CORONELA (dedicada a todos los fermosellanos, en especial a los del exterior) que puso el ritmo cardiaco a tope y  deja la puerta abierta, con invitación incluida, a los amantes del folclore para que se acerquen a Fermoselle y se  topen con estas gentes llenas de fuerza y sentimientos por las raíces de su pueblo.  
En la parte final se regalan sendos pañuelos de cuello con el anagrama de la asociación a los presentadores. Tras un posado para las fotos oficiales junto a parte de los protagonistas de la tarde se despiden con la satisfacción del deber cumplido.
El video que se acompaña es obra de Alberto Gavilanes.


video
En el enlace siguiente veréis el programa completo. Merece la pena:
http://www.youtube.com/watch?v=2sxbXGA0rzM&feature=share&list=PL97B0E3E29CBD320E

viernes, 9 de noviembre de 2012

Y LLEGÓ EL OTOÑO A FERMOSELLE
Ya huele a otoño en Fermoselle. Todo su entorno se puebla de mil colores al caer la tarde. La noche refresca y una llovizna gris casi imperceptible humedece los cristales. Al amanecer se aprecia cómo los árboles se desnudan lentamente creando una alfombra de hojas ocres y amarillas diseminadas por el suelo. Los días se acortan lentamente y nos empujan a refugiarnos en el hogar al calor del brasero o de la estufa. Las calles se muestran vacías y se escucha el silencio al apostarnos en las esquinas…
Pero el otoño en Fermoselle no solo es nostalgia, también es vida. Y así aparecen los buscadores de setas por doquier  tras los boletus y las de cardo. Y los labradores varean los almendros para la recolección, este año muy mermada, de las sabrosas almendras del arribanzo. Y se vigila la cosecha de la apreciada aceituna, una para sabrosar y el resto para obtener lo que llamamos el “oro líquido” fermosellano. 
Y los senderistas del fin de semana patean todo el entorno y disfrutan del colorido de las almarganas y los higos chumbos que bajo las casas colgantes hacia la Ronda se muestran exuberantes en granados y chumberas. Y por último, también en otoño, llenamos el camposanto de flores en memoria de nuestros difuntos…la  pena es que no se mantenga así durante todo el año.  En fin, es el momento de renovarse, de pensar, hacer, sentir, amar, de creer en uno mismo y de hacer que suceda todo lo que se desea. 
Finalizo con un poemilla compuesto por una niña de Primaria dedicada a esta estación otoñal: 
“Los pájaros se van,
buscando el calor.
Las hojas que caen
cambian de color.
El día es más corto
calienta poco el sol,
las setas y las uvas
¡qué ricas que son!”

El reportaje fotográfico corresponde a la cámara de Emilio Seco. Gracias por su amabilidad.