lunes, 7 de mayo de 2018


40 ANIVERSARIO DEL PULIJÓN
1.973 – 2.013
Alejandro Fermoselle Berdión ejerce como  Alcalde de Fermoselle desde las elecciones municipales de 2.011. Empleado de banca ahora jubilado inició sus pasos en la oficina de Banesto de la localidad llegando a ser Director Territorial de esa entidad en Cantabria y Castilla y León. Alejandro atendió la petición del Pulijón aportando su reflexión personal sobre la labor de nuestra asociación tanto dentro como fuera de la localidad. En pocas palabras compendia lo que pudiéramos considerar como el ideario que nos mueve e impele a trabajar por y para Fermoselle. Muchas gracias, alcalde.
PARA EL PULIJÓN
“Desde hace 40 años las fiestas de Fermoselle son totalmente inconcebibles sin dos elementos. Uno es un color. El otro es un nombre. El color es el azul celeste. El nombre es El Pulijón.
Pregón de Fiestas - Agosto 2.013
         Unidos ese celeste de vuestro chaleco y bordado en el corazón el escudo de vuestra peña, Fermoselle late en los días de nuestras fiestas con el ritmo que marcáis en sus calles.
         Brindáis con música, reís con algarabía, nos dibujáis sonrisas en las miradas, camináis por nuestro pueblo con la seguridad que da el compromiso de mantener una peña que es un referente de nuestro pueblo.
         Consolidar el trabajo que hacéis desde El Pulijón año tras año es una herencia que transmitís de padres a hijos. No es sólo un legado de algo vuestro. Es el legado de todo fermosellano que vuelve a su localidad cuando llega el mes de agosto, cuando se olvidan los relojes y sólo la campana torera marca el ritmo de nuestra vida. Vosotros sois parte fundamental en que nuestras tradiciones no desaparezcan. Ese esfuerzo vuestro por cuidar todo lo que nos une es algo que siempre tendremos en cuenta.
         El Pulijón se ha convertido en un referente para Fermoselle. Habéis sabido evolucionar con el paso de los años sin olvidaros de todo lo que habéis sido a lo largo de este tiempo. Lleváis con orgullo el nombre vuestra peña asociado al nombre de nuestro pueblo. No importa el lugar en el que os encontréis. Ya sea en España o fuera de ella lucís felices vuestros emblemas y paseáis el nombre de Fermoselle con la satisfacción de quien se muestra feliz de sus raíces y que, por muchos kilómetros de distancia que le separen, siempre llevará a su pueblo en su corazón, que lo nombrará con felicidad.
         Sois unos grandes embajadores de Fermoselle. Vuestras charangas, vuestros bailes, vuestras canciones, vuestra participación es fundamental para conseguir que las calles de nuestro pueblo revivan cada mes de agosto con su tradición más íntima.
         Por eso, sólo me queda daros las gracias por tantos esfuerzos, por tantos desvelos, por tantas horas de trabajo por vuestro pueblo, por vuestra peña, por cada uno de los que hace cuarenta años soñó con que El Pulijón pudiera convertirse en lo que es hoy en día: un referente social en Fermoselle.
Muchas gracias a todos y a seguir creciendo.”

 Alejandro Fermoselle Berdión
          ………….. Alcalde de Fermoselle

miércoles, 4 de abril de 2018

POR PASCUA…SAN ALBÍN
Y se cumplió la tradición. Como cada año y coincidiendo con el Martes de Pascua de Resurrección los fermosellanos celebraron el cierre de las festividades en torno a la Semana Santa con la romería de San Albín.
El día aparecía un tanto nublado y amenazando lluvia. A pesar de ello parte del equipo de gobierno y una representación de los tamborileros Juan de la Encina partían a las 10 y 45 de la mañana desde la plaza mayor para dirigirse hasta la ermita situada a unos 900 metros en el extrarradio de la localidad. A las 11en punto, un público muy arraigado a esta fiesta llenaba el templo que resplandecía con el cuidado permanente que las señoras encargadas de ello, siempre en plan voluntariado, ejercitan durante el año. ¡Gracias por esa labor silenciosa pero imprescindible!
Con puntualidad escrupulosa el párroco inició la eucaristía dinamizada por un grupo de colaboradoras con los cánticos, las peticiones y las lecturas. Durante la homilía, seguida con mucha atención por los fieles asistentes, el oficiante incidió en el mensaje de los diferentes textos evangélicos.
A la salida, el ayuntamiento ofreció a todos los romeros los productos típicos de este día: perronillas o perrunillas, rosquillas y periquillos acompañados del licor café y el vino dulce mientras los tamborileros amenizaban el convite con las melodías propias de la zona. Posteriormente se regresó hasta el pueblo para seguir el recorrido de tapas y vinos por los bares.
Los festejos de la tarde no se pudieron ejecutar por la aparición de la lluvia.  La ermita permaneció abierta pero la soledad se apoderó de la explanada por la falta de niños, jóvenes y adultos. No hubo posibilidad de rematar el día como se había programado, es decir, con la merienda a base de hornazo, huevos cocidos y embutidos. 
No obstante,  algunos grupos, como los Tamborileros y los amigos de Arturo, se reunieron en locales cerrados donde cumplieron hasta entrada la noche con el rito festivo.

viernes, 30 de marzo de 2018

PINCELADAS DE PASIÓN
EN FERMOSELLE (II)
No pudo ser. Esperando todo el año para acompañar a los pasos procesionales, y lo que representan, de Fermoselle y se cumplieron los malos pronóstico atmosféricos que se venían comunicando durante los días anteriores. La procesión del Nazareno se realizó con bastantes fieles pese al temor a la lluvia anunciada, aunque las tallas del Nazareno y su madre de la Soledad estuvieron en todo momento protegidas por unos plásticos. No  ocurrió así con la nocturna del Bendito Cristo de la Agonía. Debido al aguacero que caía sobre Fermoselle a esa hora obligó a los responsables de la cofradía a quedarse dentro del templo. Tristeza, pena y algún que otro llanto afloraron en los rostros de los cofrades. A pesar de ello, los portadores de la imagen “bailaron”, y con mucha seriedad, al Cristo frente al altar mayor al son de los compases de la orquesta desplazada desde el vecino Portugal. No faltó la emoción del cántico del Miserere, en esta ocasión interpretado con gran dominio por Jesús Varas (no en vano fue uno de los seguidores de Ramiro, junto a Anselmo Fortuna, cuando en otros tiempos se cantaba en su totalidad) y seguido en profundo silencio por la gente que abarrotaba el templo parroquial fermosellano. Un caluroso aplauso cerró el acto.
VIERNES SANTO
Dos procesiones se programan para este Viernes Santo en Fermoselle. La del Encuentro y la del Santo Entierro
PROCESIÓN DEL ENCUENTRO
El amanecer en la localidad se hace pasión y soledad por la muerte de Jesús. A las 8 de la mañana se celebra la procesión del Encuentro. No es muy numerosa en participantes lo que le proporciona un sentido más de familiaridad y recogimiento. 
Procesionan las dos tallas del día anterior, es decir, el Nazareno y la Soledad, aunque durante la primera parte del recorrido lo hacen por diferente itinerario. Desde la Cruz de la Cárcel continúa ya en una sola hasta el cementerio para regresar nuevamente a la parroquia. Solamente el cántico del sacerdote y las mujeres rompen durante el trayecto el frío silencio del amanecer. Para este encuentro no son necesarios los instrumentos musicales.
“Las estrellas y luceros
Iluminan tu hermosura
Cuando pasas Soledad
Buscando a tu hijo Jesús
Por la calle la Amargura.”
Muy interesante la despedida de la madre que se aparta hacia la calle de la Amargura (nombre justamente apropiado para la ocasión) y su recorrido por la estrechez que provoca el caserío, el encuentro con Jesús en la confluencia de la Amargura con Isidro Cabezas, las tres genuflexiones a la orden de un participante, el grupo que arropa a ambas imágenes, la colocación por parte de una lugareña, del sudario de Cristo (bien seguro para evitar lo de la cigüeña),  en el “patibulum” de la cruz de madera que enhiesta espera todo el año este momento en el monumento del descendimiento.

PROCESIÓN DEL SANTO ENTIERRO
Nos encaminamos hacia el final de la Pasión del Señor, pero nos queda por ver la procesión que tal vez más atención suscita entre los fermosellanos. Se trata  del Santo Entierro o más conocida como Nuestro Señor de la Urna. La partida se realiza desde la parroquial. Finalizados los Santos Oficios, el gentío se agolpa a la salida para contemplar la imagen del yacente, un Cristo articulado, que se nos presenta “enclaustrado” en una urna de madera acristalada y custodiado por cuatro “rechonchos” angelotes que portan los símbolos de la crucifixión. Lo portan, a hombros, los mocetones del pueblo, pues por lo oído pesa “lo suyo”. Le sigue su madre Nuestra Señora de la Soledad.
“Ungüento de luna y cielo
Sobre la sangre, se abrazan,
Buscando de Jesucristo
Esas rosa encarnadas,
Que le brotaron del pecho
Frente al rumor de una lanza…”
Prestad atención a los siguientes instantes: El ritmo que le imprimen los cargadores de la urna en el rellano hasta la Plaza Mayor, la vista desde la calzada junto al crucero de la Cárcel, la parada en el Pozo Portal para cruzar la carretera, la situación que se contempla en toda su extensión de los lugares en los que se acoplan los acompañantes en la zona del pabellón de deportes, 
el paso ajustado en torno al descendimiento y sobre todo, una vez realizadas todas las maniobras de colocación de la urna junto a la puerta de la ermita de la Soledad del cementerio frente a la cara llorosa de su madre, la despedida que le hace todo el pueblo, por tres veces consecutivas, a eso de…”A la una, a las dos y a las tres, bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar” acompañado de una genuflexión, al regreso de la Virgen delante y Cristo muerto detrás (antiguamente quedaba depositado durante todo el año en la citada ermita) y la entrada a la iglesia al son del himno nacional.  

jueves, 29 de marzo de 2018


 PINCELADAS DE PASIÓN
EN FERMOSELLE (I)
La Semana Santa en Fermoselle se centra en los tres días más importantes para el creyente: Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección. Además de los actos religiosos, los momentos especialmente elegidos por los fermosellanos y visitantes son los relacionados con las procesiones. Destacamos los detalles más llamativos de cada una y que conviene no perder.



JUEVES SANTO
Este día comienzan los desfiles procesionales con dos salidas: La procesión del Nazareno y la del Bendito Cristo de la Agonía.
PROCESIÓN DEL NAZARENO
A media tarde parten desde la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción dos imágenes de vestir que durante el año se pueden contemplar en dicha iglesia. Su recorrido le lleva hasta la zona del cementerio (carretera de Portugal) para retornar a la parroquial:





“Cuando pasa el Nazareno
de la túnica morada
con la frente ensangrentada,
la mirada del Dios bueno…”
No se puede perder la maniobra de salida de las imágenes al son del himno nacional, los cánticos populares en algunas de las estaciones del Vía Crucis, volver la vista atrás para contemplar el rostro de sufrimiento del Nazareno enmarcado en lo más alto del pueblo desde la Portilla, el giro en torno al “descendimiento” y la toma desde la Plaza Mayor al regreso.





PROCESIÓN DEL BENDITO CRISTO DE LA AGONÍA
A las 11 de la  noche ya están los cofrades en la parroquia preparados para procesionar una magnífica talla de un crucificado con el Cristo que está a punto de expirar. El trayecto se aventura un tanto largo pero lleno de emoción y espectacularidad: Iglesia de la Asunción, Plaza Vieja, el Punto, Las Cuatro Calles, la Plazuela, El Arco…Y el pueblo entero respetuoso con el silencio prometido, como debe ser.








“La noche se está alejando;
está temblando la brisa
y las calles se han quedado
del amor a Dios prendidas,

contemplando al bendito Cristo
que adora su  Cofradía.”

Atentos al Juramento de Silencio en el interior del templo, la lenta salida de los cofrades uniformados con sus hábitos morados, el paso por el Seco iluminados por los destellos lunares, el canto popular del Miserere en las Eras, la subida hacia el barrio alto de la villa a través de la Moralina y el prolongado descenso hasta la parroquia…sin olvidar el cruce bajo el arco medieval y el “baile” de los portadores enfilando los últimos doscientos metros. De auténtico vértigo pleno de recogimiento.


martes, 27 de marzo de 2018

DE SABIOS ES RECTIFICAR
Hoy, 27 de marzo, leemos en las páginas de la Opinión de Zamora que el Ayuntamiento de Fermoselle está colocando una nueva señalización más acorde con la valía patrimonial de la villa. Se reconoce que la actuación permitirá la eliminación de los elementos dispuestos de un modo provisional o de una forma casi indecente en puntos como los inicios de las calles, cruces viales, aparcamientos y “atornilladas” en paredes tan visibles como las de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o en los ámbitos de la Plaza Mayor, donde concurre todo turista que pone sus pies en la villa.
Pues bien, ¡casualidades de la vida! Resulta que en el momento de dar lectura a la información periodística  nos disponíamos  subir a nuestro blog una “llamada de atención” sobre la señal instalada junto a la iglesia. Suponemos que se habrá solucionado. Pero como recuerdo a una actuación totalmente incorrecta, ahí va la muestra de nuestra preocupación.
“Desde hace unos meses han “plantado” junto a una de las puertas de la parroquial un “artefacto” que al parecer le corresponde la misión de informar a los visitantes de que se encuentran ante la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Ocurre que en Fermoselle, al ser declarado “Conjunto Histórico Artístico” desde el 24 de octubre de 1.974, se aplican unas normas urbanísticas un tanto restrictivas a la hora de la construcción o reforma de algunas viviendas o locales, con la finalidad de respetar la esencia “medieval” de la villa y  las que, guste o no, se deben cumplir. 
Pero mira por donde, para colocar ese “artefacto” tan llamativo y en un lugar tan estratégico,  y que hiere  la sensibilidad y la vista de cuantos se topan con él, no parece afectarle la reglamentación. No sé si corresponde a Patrimonio o a Turismo de la Junta el valorar si dicho “esperpento” es el más recomendable para esos menesteres y si, por casualidad, incumple las normas que se aplican a los demás. Alguna institución habrá tomado esa decisión y por lo tanto será la responsable de tamaño despropósito.”
Si, como dice la información, se han subsanado esta aberración del mobiliario urbanístico y otras de la misma índole, felicitamos al Ayuntamiento por su iniciativa.

viernes, 23 de marzo de 2018

A VUELAPLUMA
JUAN SEISDEDOS ROBLES
“TODOS CON FERMOSELLE”
Hace una fechas fallecía en Zamora, a los 83 años, el fermosellano Juan Seisdedos Robles. Tal vez, para la mayoría de los vecinos de Fermoselle, fuera una persona totalmente desconocida, sobre todo al estar retirado de la vida pública desde hace años, pero para los que peinamos canas, lo tenemos en el recuerdo por su implicación con la villa mientras ocupaba cargos importantes. 
De siempre tuvo presente a su pueblo y no dudaba hacerlo público cuando la ocasión lo requería. Economista de profesión, Juan se dedicó a la política provincial en la última época del franquismo y durante la democracia. Así, fue Subjefe Provincial del Movimiento, presidente de la Diputación Provincial, presidente de la Caja de Ahorros Provincial de Zamora. En la democracia fue fundador de Alianza Popular (posteriormente PP) llegando a ser Secretario General del Partido. Por esa formación fue candidato al Senado y procurador regional en la primera legislatrura de las Cortes de Castilla y León. Ya con Aznar como presidente de la Junta de Castilla y León ostentó el cargo de delegado territorial de la Junta  hasta 1.999. Abandonó la política activa  y pasó a ocupar la jefatura del Servicio de Industria hasta su jubilación.

El pasado 29 de septiembre dejaba esta reflexión en La Opinión de Zamora con referencia al pavoroso incendio que asoló Fermoselle y Pinilla unos días antes. Que sirva como un agradecido IN MEMORIAM.
Fermoselle fue la antigua y romana ciudad "Ocila", dentro de la región de los "Caliacos". De aquí pudo haber salido el apodo con el que se suele llamar a sus habitantes, "los follacos". Se supone, no obstante, que la villa es mucho más antigua y que fue fundada por los celtas.
Se encuentra situada cerca de la confluencia del río Tormes con el Duero, encajados entre enormes roquedales, con una altitud de 690 metros, si bien el pico de Carbellino llega a los 754 metros.
Hablar de estas tierras es introducirse en los Arribes del Duero, cuyo trayecto total es de algo más de 100 kilómetros, incluyendo la zona de Salamanca. Toda su extensión es de una gran atracción para el deporte y el turismo. Antiguamente estaba su suelo repleto de arbustos, sobre todo de jaras, debido a las características del terreno. También por este motivo los habitantes de los pueblos limítrofes llamaban a los fermosellanos "jariegos".
Los fermosellanos con su personalidad, grandes trabajadores, honrados y luchadores, cambiaron las jaras y arbustos por viñedos, olivos, almendros y toda clase de frutales, que aumentaron la belleza y la riqueza agrícola de los Arribes, siendo el sustento económico principal de sus habitantes. Pero la desgracia apareció en el mes de agosto de este año, cuando se celebran las fiestas veraniegas, pues alguien, mal nacido y criminal pirómano, ha querido matar a los Arribes, provocando incendios en plena noche con diversos focos prendidos en distintos puntos, según las declaraciones de distintas autoridades de la provincia y de Fermoselle. Los Arribes están heridos de muerte, muy probablemente, por las manos asesinas de pirómanos. Su vista es de gran tristeza y desolación. Mi olivo, plantado con mis manos cuando yo tenía 12 años, está totalmente calcinado, hecho cenizas, al igual que toda la zona.
Se han quemado más de 3.000 hectáreas. El esfuerzo de muchísimos años de los fermosellanos se ha venido abajo. Toda su riqueza se ha perdido en unas horas.
LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA, en su editorial del 16 de este mes de septiembre, expone, de manera magistral, todo lo que ha sucedido y está sucediendo, y sus consecuencias para la población de las zonas quemadas, por lo que no es necesario que nosotros reincidamos en el relato de los efectos de estos incendios. Pero si citaré unas frases del editorial que lo expresan todo: "espacios tan emblemáticos como los Arribes del Duero han cambiado el verde estival desvaído y pajizo por el negro de la nada. Municipios como Fermoselle y Pinilla de Fermoselle han quedado muy tocados".
Pero hemos escrito que los fermosellanos son grandes luchadores y muy trabajadores. Con la ayuda que esperamos de las diferentes Administraciones y de todos los zamoranos, veremos otra vez la belleza de sus viñedos, olivos y toda clase de frutales, pues hay que repoblar todo lo quemado y mejorar, en la medida de lo posible, las diferentes fincas.
La Junta de Castilla y León trabaja ya en un Plan Director para reforestar estas tierras tras los fuegos, para actuar lo antes posible, según ha manifestado el delegado Territorial de la Junta. Los expertos, juntamente con los agricultores, deben decidir qué se plantará, dónde y cómo, en la reforestación que se realice.
Sería también necesario que esta parte de los Arribes se declarara "Zona Catastrófica", y que los agricultores y ganaderos recibieran ayudas, en forma de subvenciones, por los grandes perjuicios que les han ocasionado los fuegos, calcinando sus fincas totalmente. Parece ser que el ayuntamiento está elaborando una base de datos para entregar a la Junta con el fin poner en marcha, lo antes posible, toda una serie de medidas que ayuden a los fermosellanos afectados a repoblar sus fincas.
Según ha declarado Ciudadanos, llevará a las Cortes de Castilla y León una proposición no de Ley" para que se realice la concentración parcelaria de Fermoselle y Pinilla de Fermoselle a muy corto plazo. Esto es importante, pues además de todos los beneficios de la concentración, la construcción de caminos es imprescindible y muy necesaria para luchar contra los incendios. Portugal tiene su territorio lleno de caminos que les ha permitido conseguir más rápidamente el control de los fuegos, además de mejorar la comunicación de las diferentes fincas.
Esperamos que dentro de muy pocos años, estos términos sean, como han sido en el pasado, una de las zonas más bellas y atractivas de la Comunidad Autónoma, con características de media montaña, repoblada con toda clase de árboles que los técnicos y agricultores elijan, con extraordinarias vistas sobre el Duero y el Tormes, y sus habitantes puedan seguir viviendo de los productos obtenidos de sus fincas, totalmente mejoradas en todos los aspectos de la agricultura moderna.

jueves, 22 de marzo de 2018

¡POBRE MIMOSA!
¡Qué mala pata! Llevaba una serie de años cumpliendo graciosamente con su función y ahora, por un desgraciado accidente, ha quedado malherida. Nos referimos a la mimosa o acacia dealbata que adornaba la parte alta de la finca del Pulijón, sobre todo en primavera, con sus flores de color amarillo intenso en forma de esfera que desprendían un aroma embriagador. 
Pero hay que destacar algo muy importante en sus características, ya que al ser una planta de hoja perenne y con una ramificación muy extensa, proporcionaba una excelente y reconfortante sombra que hacía las delicias de quienes se cobijaban bajo ella en pleno mes de agosto durante las comidas que la peña celebra coincidiendo con las fiestas de San Agustín.
¿Y qué es lo que ha ocurrido? Debido a los temporales que nos han azotado  durante este invierno, uno de los días que nevó en Fermoselle, aunque no lo hizo con mucha intensidad, sus ramas no tuvieron la fuerza suficiente para soportar el peso de los copos acumulados en las hojas y se vinieron abajo quedando totalmente desmochada.
Pero se ha buscado una solución con la sana intención de recuperarla en lo posible. Se la ha podado íntegramente dejando una guía para que desde ahí y durante unos años vuelva a cumplir con el objetivo deseado. 

Mientras, habrá sombra, pero producida por elementos artificiales.